Voluntarios viajaron hasta San Juan para limpiar la inmundicia que dejan otros

Continúan las muestras de civilidad que cientos de magallánicos están dando, siendo ahora el turno de una treintena de voluntarios que, coordinados por la agrupación ‘Revivamos el Estrecho’, lograron reunir cerca de una tonelada de desperdicios en el sector de los ríos San Juan y Santa María, al sur de Punta Arenas.

Poco más de cuatro agotadoras horas fueron las que estuvieron trabajando este domingo (10 de marzo) las familias que se sumaron a la convocatoria hecha por la agrupación. Con recursos, combustible y herramientas propias, se reunieron a unos 60 kilómetros de la capital regional para iniciar la recolección de desperdicios, en su mayoría, botellas y envases de bebidas alcoholicas que los incivilizados abandonan en las zonas de picnic.

“Cuesta entender que, estando las bateas en los caminos, la gente deje su basura allá”, señaló el fundador de ‘Revivamos el Estrecho’, Pablo Villarroel. Además, valoró y agradeció a todos quienes se sumaron a la iniciativa, la cual esperan repetir a finales de marzo. Asimismo, destacó el aporte que hizo la Municipalidad de Punta Arenas con el retiro de la basura recolectada y guantes de trabajo para los voluntarios.

“Quiero agradecer a las familias que asistieron, sabemos el esfuerzo que significa ir hasta allá con recursos propios, ellos nos motivan a seguir adelante con esta iniciativa” agregó Villarroel.

En total se acumularon 100 bolsas con desechos, cada una de aproximadamente 10 kilos.

Print Friendly, PDF & Email