Jefe de contabilidad de la Cormupa no ha sido despedido

“Se entiende el fondo, pero no la forma”. Esa fue la frase que se repitió una y otra vez esta mañana (28 de marzo), en la sesión extraordinaria del Concejo Municipal, en la que se discutió latamente la medida de apartar de sus funciones al jefe de Contabilidad de la Corporación Municipal de Punta Arenas, desvinculación que no llegó a ejecutarse.

Un fuerte “tira y afloja” se dio en las últimas 24 horas entre las jefaturas de la corporación y los representantes de los trabajadores, luego que, estos últimos, reclamaran en favor de su colega, contra quien se inició una acción penal por un supuesto delito de fraude al Fisco, luego que quedara en evidencia que no se habían firmado libros de contabilidad desde 2009.

Los trabajadores reclamaron enérgicamente que no sería el querellado el responsable, sino que habría mucho más involucrados en el tema, y que no debería ser él el sindicado como “autor” y mucho menos ser apartado de sus funciones, utilizando la advertencia de paralización como medida de presión a las jefaturas.

Así las cosas, esta mañana se dio a conocer que, tras el dialogo entre las partes, se puso en pausa dicha decisión, no siendo entregada la carta de desvinculación al aludido, quien permanecerá trabajando, aunque se desconoce si en el mismo cargo.

Eso sí, se indicó que se inició un sumario administrativo respecto de la materia, informe que será entregado directamente a la PDI para investigar el supuesto delito denunciado.

Ante la situación, y aclarado ya el tema, el alcalde Claudio Radonich aludió a falta de voluntad de parte de cierto grupo de trabajadores, dando a entender que incluso habría un actuar colectivo para entorpecer el funcionamiento de la Corporación, serias palabras que no pasaron desapercibidas, y fueron criticadas por la concejala Verónica Aguilar.

Asimismo, miembros del concejo, entre ellos la concejala Alicia Stipicic, criticaron que el alcalde mediáticamente hiciera pública una querella dirigida contra una persona en particular, y que se aludiera que había sido despedido, cuando no era así, llamando a Radonich a dialogar estos temas con el concejo previo a ejecutar medidas, no obstante, el alcalde enfatizó en que, él como funcionario público, debe obligadamente denunciar o emprender las medidas que la ley establece al quedar en evidencia irregularidades.

Print Friendly, PDF & Email