Hospital de Provenir Dr. Marco Chamorro

Interponen una nueva querella por muerte de paciente atendido en hospital de Porvenir

El pasado 27 de febrero ingresó a tramitación una querella interpuesta ante el Juzgado de Letras y Garantía de Porvenir, acción penal iniciada por el hijo de María Hernández Villarroel, mujer que falleció en 2015 luego que, desde el hospital de Porvenir, Dr. Marco Chamorro, se recomendara movilizar a la paciente por medios propios a Punta Arenas.

De acuerdo a la acción penal iniciada por el abogado Pablo Harambour, del Estudio Jurídico Arcos, todo se remonta a julio de 2015, cuando María Hernández Villarroel, de entonces 77 años, ingresó a hospitalización al recinto fueguino. En ese contexto, el hijo solicitó a la dirección del establecimiento sanitario trasladarla a Punta Arenas, evidentemente afectada por un cuadro que deterioraba más y más su salud.

Sin embargo, según consigna a la querella, se le habría informado que en el hospital regional base no había cupos, por lo que no se estaban recibiendo derivaciones. “Así fue como la directora del Hospital de Porvenir le señaló que podría trasladarla personalmente a Punta Arenas, sin inconvenientes para su salud”, se afirma el texto judicial; instrucción que llevó al hijo de la paciente a trasladarla por su cuenta a la capital regional, quedando en el domicilio de un familiar, a la espera de que pudiera ser atendida en el Hospital Clínico de Magallanes.

Todo se complicó el 7 de julio de ese año, cuando doña María sufrió una grave crisis de salud que obligó a trasladarla de urgencia al hospital de Punta Arenas, quedando en estado comatoso, hasta el día 15 del mismo mes, cuando falleció, producto de un shock séptico, debido a la falta de tratamiento de una infección de larga data que afectaba internamente a la paciente.

Por lo anterior, la querella solicita se oficie al Ministerio Público investigar a quienes resulten responsables de lo sucedido, eventuales omisiones administrativas en el hecho, y si se configuran los fundamentos necesarios para acreditar un cuasidelito de homicidio.

Print Friendly, PDF & Email