Las famosas tronaduras: Entre aplausos, pifias y temblores

“¡Tembló!… debe ser por las tronaduras”. Ese fue uno de los tantos comentarios que, tras el sismo registrado el fin de semana en Punta Arenas, circuló entre los habitantes de la ciudad, aludiendo a una posible relación entre la primera tronadura detonada por Mina Invierno en Isla Riesco y el movimiento telúrico. Sin embargo, expertos alejaron esa posibilidad del tema, aludiendo a que el temblor habría tenido su origen en una zona en la que, comúnmente, se registra actividad sísmica en Magallanes, planteando así que se trataría de una mera coincidencia.

Sin embargo, es innegable la tremenda polémica que generó durante meses la utilización de estas detonaciones en la explotación carbonífera, incluso hasta último minuto, conjugándose que, en medio de una huelga legal, se vieran retrasadas las delicadas maniobras, ya que los trabajadores impedían la llegada del personal especializado a Río Verde, postergando la llegada de las tronaduras a la isla, las cuales finalmente el pasado viernes estallaron.

Paz Verde

En ese sentido, la ONG Greenpeace, férrea opositora al mecanismo de extracción mineral emitió un comunicado de prensa en el que señalaron: “Es un dinamitazo a las promesas medioambientales del gobierno”.

“Las tronaduras llegan en el peor momento, ya que muestran al país sede de la próxima Cumbre del Clima de la ONU (COP25) como un aliado del carbón, el mismo que intoxica a miles de chilenos en las zonas de sacrificio y que contribuye de manera decisiva al cambio climático, fenómeno que hemos estado sintiendo con especial fuerza en las últimas semanas. El Presidente Piñera tendrá que dar muchas explicaciones en la COP25 si es que se sigue dinamitando nuestra Patagonia para sacar carbón de ella”, dice Matías Asun, director nacional de Greenpeace en Chile.

Afirma la comunicación que Mina Invierno aseguró desde el inicio de sus actividades que no sería necesario el uso de tronadoras, pero que ahora ha insistido en que la utilización de explosivos para remover material es clave para la viabilidad económica del proyecto minero.

“Para la ONG ambientalista, este argumento demuestra que la ciudadanía fue engañada desde un comienzo y que para hacer que Mina Invierno siga siendo un negocio rentable, ahora el país debe aceptar que, literalmente, dinamiten un pedazo de la Patagonia”.

Postura oficialista

Por su lado, Carlos Quezada, secretario regional ministerial de Minería, emitió también un comunicado, encabezado de la siguiente forma: “La tronadura se efectuó de acuerdo a programa”.

Afirma la comunicación que, tras efectuarse la primera tronadura, el Seremi se mostró conforme con lo realizado por la minera, manifestando estar “muy contento de haber podido asistir al desarrollo de un hito operacional tan relevante para Mina Invierno. Todos sabemos que esta tronadura ha sido un tema duro para la minera, en términos de que le ha significado un largo tiempo y un gran trabajo satisfacer todos los requerimientos que ha solicitado la autoridad ambiental, pero finalmente ha sido ampliamente satisfactorio para mí ver que, en el contexto de la institucionalidad que tenemos, finalmente ha obtenido las autorizaciones que le han permitido llevar a efecto esta primera tronadura”.

Recalcó la importancia que asigna el gobierno del Presidente Piñera, respecto a respetar los temas medio ambientales y de seguridad operacional. “Para mí, venir aquí y verificar que estuvieron presentes todas las instituciones fiscalizadoras de esta tronadura fue de gran importancia, ya que son ellas quienes finalmente emitirán sus informes técnicos conducentes a calificar la tronadura que se llevó a cabo. Lo que sí puedo decir es que la tronadura se llevó de acuerdo a programa resultando una jornada bastante positiva”, enfatizó.

Cabe dejar consignado que, con sus 500.000 hectáreas, Isla Riesco es la cuarta mayor isla en superficie del país y se ubica en la comuna de Río Verde. En el lugar habitan 24 especies de mamíferos, 136 especies de aves y sus costas son hábitat predilecto de delfines, pingüinos y ballenas.

Print Friendly, PDF & Email