Porvenir: Categórico informe pericial acredita negligencia en muerte de joven embarazada

Decidoras son las conclusiones plasmadas en el informe emitido por el médico forense Hernán Lechuga Farías, respecto de la muerte de la joven madre Roxana Ruiz Rojo, quien falleció en agosto de 2015 tras dar a luz a una bebé en el hospital de Porvenir. Las conclusiones del médico perito de la Corte de Apelaciones de Santiago son lapidarias, afirmando negligencias en el proceder en el hospital fueguino.

Un error en una primera consulta, y un retraso en la segunda atención a la paciente, habrían sido determinantes para el triste desenlace que encontró la vida de la joven de 21 años, quien permanecía en la capital de Tierra del Fuego de visita, dado que su pareja trabajaba en dicha localidad.

Así lo indican las ponderaciones hechas por el facultativo: “En la primera consulta, del 7 de agosto de 2015, existió un error de cálculo de la edad gestacional que impidió la derivación inmediata de la paciente a un centro de alta complejidad para realizar una cesárea efectiva, una conducta médica constitutiva de negligencia médica”, afirma en su primera conclusión el informe.

Además, se refiere a la segunda oportunidad en que Roxana acudió al Hospital Dr. Marco Chamorro, dos días después de la primera evaluación. “Existió un retardo terapéutico de por lo menos tres horas en la realización de la cesárea de urgencia, siendo el máximo permitido de 30 minutos, como resultado de conductas médicas derivadas de la inexperiencia del equipo médico a cargo y de la ausencia de protocolos y medios para el traslado a un centro de mayor complejidad”.

Afirmando el documento que de haber sido trasladada la paciente, en la primera consulta, o de haberse contado con un equipo debidamente capacitado, se habría evitado el fallecimiento de Roxana.

Finalmente, consigna el informe que “la no disponibilidad de protocolos ni recursos materiales para el traslado, ni de recursos humanos capacitados en la práctica médica de acto anestésico quirúrgico, constituye una falta del servicio institucional”, sentencia la pericia hecha por el médico legista encargado.

Con lo anterior, se refuerzan los reclamos que la familia de Roxana ha hecho durante años al respecto. En efecto, el padre de la joven, Miguel Ruíz, señaló a Diario El Pingüino que “mi instinto de padre me obligó a saber por qué había muerto mi hija en una situación completamente extraña (…) no hay duda que las fallas principales estuvieron en el centro hospitalario”.

Explicó también que, además de la persecución penal que pretenden en contra de los responsables de la negligencia, se están iniciando las acciones civiles en contra de los estamentos responsables.

Print Friendly, PDF & Email