Culpable de fatal choque no podrá volver a conducir en su vida

Con cuatro años de libertad vigilada intensiva y la inhabilitación perpetua de conducir vehículos motorizados fue castigado Henry Martínez Rivas, sujeto que, mientras conducía ebrio por las calles de Porvenir, chocó contra un camión, muriendo a raíz de eso el amigo que lo acompañaba. La sentencia además dio por cumplido el año de prisión efectiva que considera la Ley Emilia, dado que el hombre permaneció con arresto domiciliario mientras esperó el juicio en su contra.

Este miércoles (30 de enero) se dio a conocer la sentencia en contra de Martínez Rivas quien fue llevado ante la justicia luego que se acreditara que al momento de ocurridos los hechos, guiaba du vehículo con 1,04 gramos de alcohol por litro de sangre, es decir, en estado de ebriedad.

Se acreditó durante el proceso judicial que, el ahora sentenciado, conducía un automóvil Chevrolet Aveo por calle Damián Riobo, en la capital fueguina, no percatándose de la presencia de un camión tolva que permanecía estacionado a la altura del Nº570, el que chocó por la parte trasera.

El impacto fue de tal magnitud que provocó lesiones en su acompañante, José Soto Caipillán, quien a raíz de lo sucedido sufrió un paro cardiorrespiratorio que en definitiva le provocó la muerte.

En definitiva, los jueces del Tribunal Oral sentenciaron Martínez Rivas a cuatro años de presidio menor en su grado máximo (con libertad vigilada intensiva); al pago de una multa de 4 UTMs, es decir, cerca de $193.000; y a la inhabilidad perpetua para conducir vehículos de tracción mecánica.

Print Friendly, PDF & Email