Magallánico junto a su pareja regalarán cenas a los más necesitados en Río Gallegos

Desde 2012 que el magallánico Ernesto Ojeda se radicó en Argentina, país donde inició una vida junto a Gabriela Cabrera, ahí comenzaron a crear los dos restaurantes que hoy mantienen en Río Gallegos, La casa del Sushi y el Buddha’s, siendo éste último en noviembre pasado. Para esta noche buena, y en agradecimiento decidieron retribuir de una manera significativa el éxito que han logrado.

“La idea salió ya que todos los años tratamos de colaborar con diferentes familias e instituciones, pero este año queríamos hacer algo diferente en agradecimiento a las cosas buenas que nos han pasado. Por eso que vamos a compartir 50 cenas la noche de navidad, a eso de las 22 horas recibiremos a gente con carencias, niños y ancianos de hogares, que hemos ido contactando a través de comedores, hogares, e instituciones”, explicaron en contacto con El Magallánico.

Afirmaron que la iniciativa busca entregar una velada inolvidable a sus comensales, y hacerlos sentir especiales. “Brindarles un servicio de restaurant con atención personalizada, buena comida, entradas, plato principal, postres, una mesa dulce para el brindis”, detallaron desde la vecina ciudad transandina.

La iniciativa organizada por la pareja llegó a oído de muchos de sus clientes, los que se fueron acercando para ofrecer obsequios para los invitados especiales. “La idea es después del brindis recibir a Papa Noel y que sepa el nombre de cada una de las personas que asistan y se les entregue un regalo. Queremos, aunque sea por una noche, regalarles alegrías, sonrisas, atenderlos de la mejor manera, Hacerlos sentir amados y compartir todos juntos como una gran familia”, añadió Gabriela.

Finalmente, el empresario magallánico concluyó manifestando que espera que, de su iniciativa, se vayan sumando más personas que aporten un “granito de arena” para esta Navidad. “Y que entendamos que la Navidad no es dar lo que nos sobra, no es compartir sólo con nuestros seres queridos, sino que simboliza entregar lo que tenemos poco, compartirlo con el necesitado, sin mirar a quien, simplemente poder ayudar al prójimo”.

Esta noche, 50 personas en Río Gallegos tendrán una noche especial gracias a esta pareja, y resta quedarnos con el mensaje que entregan Gabriela y Ernesto: “Para ayudar, lo más importante siempre es la voluntad de hacerlo”.

Print Friendly, PDF & Email