Fotos: Agencia Surpress

Verenice, Embajadora de Las Jornadas: “Éste es un día de fiesta en Magallanes”

Este sábado (24 de noviembre), se vive la XXXI versión de las Jornadas por la Rehabilitación en Magallanes, cruzada solidaria que año a año reúne fondos para el Centro de Rehabilitación del Club de Leones Cruz del Sur. Pero, este 2018 aparejado un nuevo horizonte, la construcción de un centro de atención en Puerto Williams.

Bien lo sabe Verenice Runín Díaz, embajadora 2018 de las Jornadas, quien ha encabezado el periplo de promoción de la campaña solidaria regional, la cual este año incluso llegó al Palacio de La Moneda, dándole el realce que se merece. Sobre el esperado día, Verenice conversó brevemente con El magallánico.

La vocera de Gobierno, Cecilia Pérez, junto a Verenice Runín, su esposo, Gabriel Vera, y en sus brazos Dorian Vera, durante su visita a La Moneda en agosto pasado.

¿Qué ha significado para ti cumplir este rolo como embajadora de las Jornadas?

“Cómo todo tiene su parte buena y su parte mala. El cariño que he sentido de la gente, el poder compartir distintas experiencias, porque a veces podemos ver a un compañero de trabajo que se ve normal y sin problemas, sin saber que quizás no él, sino que un familiar está pasando por una situación similar. El conocer estas historias de lucha ha sido muy importante para mí”

“Y lo más ingrato sería el sentir de algunas personas que a veces creen que al aportar lo hacen por mí, pero yo no necesito 720 millones de pesos para mi rehabilitación, eso va para el centro y sus funcionarios, y para las otras 4 mil personas que se atienden”.

¿Qué significan las Jornadas por la rehabilitación para ti?

“Las Jornadas son un día de fiesta en Magallanes, pero una fiesta con sentido, con la intención de ayudar a las personas que se atienden en el centro de rehabilitación”.

¿Habría sido algo diferente en tu vida sin el Centro de Rehabilitación?

“Creo que sí, habría sido mucho más difícil. De hecho, yo lo viví antes de que al centro de rehabilitación llegara el taller de prótesis, tenía que enviar mi prótesis por correo, la verdad, es que era más difícil todo”.

¿En algún momento pensaste en “tirar la toalla” durante tu proceso de rehabilitación?

“Creo que, como todos, nos bajoneamos un poco, decimos ‘pucha’ ya no quiero más, pero después uno se da cuenta que todo lo que se hace, lo estamos haciendo por nosotros mismos, en mi caso también por mi hijo. Te bajoneas un ratito, pero después dices, voy a seguir adelante. Es importante tener estas capacidades, a pesar de tener alguna dificultad, adquirir las herramientas necesarias para continuar con nuestras vidas y ser independientes”.

¿Cómo motivarías a otras personas que están en medio de sus procesos de rehabilitación?

“El camino al principio siempre es difícil, siempre cuesta, pero hay que tener en mente que todo lo hacemos por nosotros, y que hay que seguir y ponerle el hombro. Podemos quejarnos un ratito, sentirnos mal, pero lo importante aquí es continuar”.

¿Qué mensaje darías a los magallánicos para incentivarlos a colaborar durante estas Jornadas?

“Esta meta está difícil, son 720 millones de pesos, pero con la ayuda y esfuerzo de todos creo que lo vamos a lograr. Y quiero recordarles a todos que Las Jornadas dura un día, pero la rehabilitación sigue durante todo el año, y que con este aporte que harán, durante todo el año se van consiguiendo metas. Todo lo que se pueda conseguir va en directo beneficio de los usuarios, y este año en particular, también para construir el Centro de Rehabilitación de Puerto Williams, porque ellos también tienen derecho a rehabilitarse en sus casas y junto a sus familias”.

Print Friendly, PDF & Email