Residente colombiano se entregó tras ser denunciado por violación

Hasta el Juzgado de Garantía de Punta Arenas llegó, este mediodía (17 de noviembre) ,un ciudadano de nacionalidad colombiana, residente en Chile, quien se entregó a la justicia luego de ser denunciado como autor de violación en contra de la hija de su pareja. Junto a su abogado, Juan Carlos Rebolledo, el imputado afirma ser inocente. La teoría de la defensa alude a que todo obedecería a un supuesto trastorno sicológico de la menor denunciante.

Cargos por violación imputó la Fiscalía en contra de A.G.P., de 29 años, quien, según los antecedentes presentados, habría agredido sexualmente a la menor de 12 años, la que le contó a una profesional de su escuela lo que le habría ocurrido mientras su mamá se encontraba trabajando.

De acuerdo a la declaración de la niña, la noche del pasado domingo (11 de noviembre), el hombre habría ingresado a la habitación donde ella veía televisión, quedando en shock cuando el habría consumado la violación, para luego retirarse del lugar.

Ante dicho relato, la denuncia fue interpuesta por medio del establecimiento educacional, emitiéndose, el pasado miércoles, una orden de detención en contra del imputado, quien decidió finalmente entregarse hoy ante la justicia.

Defensa del denunciado

Diversos fueron los argumentos esgrimidos por el defensor Rebolledo, el principal de ellos fue que en el examen sexológico de la niña, no se encontraron vestigios de violación, e incluso, de acuerdo al informe médico, la menor no presentaría señal alguna de haber tenido nunca contacto sexual.

Asimismo, el abogado afirmó que, de acuerdo al relato de la mamá de la menor, ellas abandonaron Colombia para dejar atrás un episodio similar ocurrido, cuando le niña afirmó que un vecino la había violado, siendo llevado a juicio el hombre, quien fue castigado por abuso sexual, ya que se descartó la violación.

Aludió también la defensa que, días antes, su representado habría tomado un rol más protagónico en el hogar, o más bien, habría reprendido a la niña y a su hermano por malos comportamientos, cuestión que habría molestado a la menor, y que podría haber generado una falsa denuncia.

Decisión judicial

Pese a los argumentos del defensor, la fiscal Wendoline Acuña solicitó la medida de prisión preventiva para el imputado, como medida de protección de la víctima y dada la gravedad del supuesto delito. Además, la fiscal no ocultó su postura contraria al planteamiento de la defensa, acusando que estarían intentando “culpar” a la víctima por ser “melosa” o “acercarse más de la cuenta” a los adultos, argumentación que -afirmó- no tendrían sustento más allá de los dichos de la madre.

Cabe señalar que la mamá de la menor asistió a la audiencia para declarar en favor del imputado, y ratificar que en Colombia recibió la recomendación de una psicóloga de tratar un supuesto desorden en la menor.

Finalmente, el magistrado Juan Villa fue quien, tras deliberar en privado sobre los antecedentes, accedió a la petición del Ministerio Público y envió a la cárcel al denunciado mientras dure la investigación, para lo cual se fijó un plazo de 4 meses.

Al término del procedimiento judicial Rebolledo afirmó que recurrirá ante la Corte de Apelaciones para alzar la medida cautelar de encierro impuesta a su representado.

Print Friendly, PDF & Email