Presentan proyectos de infraestructura para nuevos puertos de Williams, Toro y Navarino

Grandes avances en proyectos de infraestructura portuaria se han realizado para los tres principales puertos de la Isla Navarino. Tanto la capital de la Provincia Antártica Chilena, Puerto Williams, como Puerto Navarino, al oeste, y Puerto Toro, al sureste, han sido objetos de diversos desarrollos por parte de la Dirección de Obras Portuarias (DOP) de Magallanes y la Antártica Chilena.

Para Puerto Williams, el mencionado departamento dependiente de la Secretaría Regional Ministerial (Seremi) de Obras Públicas de Magallanes y la Antártica Chilena, está proyectando un gran muelle multipropósito, y para Puerto Navarino está pronto a construir una rampa donde puedan atracar barcazas, además de naves medianas y menores. Ambos proyectos están dentro del presupuesto del Plan Magallanes anunciado por el Presidente Sebastián Piñera en su visita a Punta Arenas en octubre pasado –de los 250 mil millones de pesos destinados para la región, 100 mil millones irán directamente a inversiones para esta provincia-. Puerto Toro, en tanto, es una obra que principalmente está dirigida para que transbordadores y naves pequeñas puedan embarcar y desembarcar personas, vehículos y carga en general.

De acuerdo al gobernador de la Provincia Antártica Chilena, Juan José Arcos, señaló al respecto que: “A través de estas obras estamos precisamente logrando la equidad territorial, donde a la Provincia Antártica se le está dotando de puertos que antes no tenía, se está mejorando la conectividad vial, se están haciendo otras series de obras para colocarla en igualdad de condiciones con las demás provincias de la región”.

Puerto Toro

Durante esta semana, el director regional de Obras Portuarias, Jorge Valdebenito, visitó Puerto Toro, a fin de sostener una reunión de participación ciudadana y dar a conocer los avances de la infraestructura que se construirá, además de escuchar las opiniones y alcances de los vecinos respecto de ello.

Este proyecto, cuyo presupuesto estimado supera los 3 mil 400 millones de pesos, se encuentra en etapa de diseño. Consiste en una explanada, una rampa de 25 metros de extensión y un pequeño refugio para aproximadamente 20 personas. Se pretende realizar en el al costado suroriental del actual muelle artesanal. Además, considera iluminación eólica exterior con batería acumuladora de energía. No se ingresará al Sistema de Evaluación Ambiental, puesto que el emplazamiento de las obras será en un sector ya intervenido y no se dañará el bosque nativo.

Arcos destacó la relevancia que tiene la construcción de esta rampa en Puerto Toro, zona que representa el núcleo de la producción de centolla en la región (el 80 por ciento de la extracción proviene desde este poblado). Además, será un importante punto para lo que serán las faenas de construcción del próximo camino que unirá vía terrestre a Puerto Williams con Puerto Toro. Especialmente, considerando que esta semana se anunció la licitación para las obras de los primeros 10 kilómetros desde Caleta Eugenia, ubicada a 23 kilómetros al este de la capital provincial. “Nos va a permitir la posibilidad de tener un segundo frente de ataque, con lo que se podría acelerar el proceso de construcción de esta ruta”, comentó la autoridad provincial.

Puerto Navarino

En cuanto a Puerto Navarino, distante a 44,5 kilómetros por vía terrestre al oeste de Puerto Williams, esta semana se realizó la apertura técnica para que pase a revisión. “Si nos va bien, deberíamos estar adjudicando ese contrato a la brevedad y partir obras en el mes de enero. La primera etapa es una prospección arqueológica del sector que vamos a intervenir. Y obras propiamente tal, esperamos poder partir en el segundo semestre del próximo año, pero con el contrato ya adjudicado”, señala Valdebenito sobre este proyecto cuyas obras demorarán unos 22 meses en construirse.

El proyecto, presupuestado en unos 3 mil 500 millones de pesos, contempla la construcción de una rampa de hormigón armado, explanada de maniobras y obras terrestres para servicios de respaldo (control de Aduanas, SAG y Policía Internacional). También se dispondrá de iluminación tanto para la rampa como para las edificaciones y caminos de acceso, y considera un terminal de pasajeros con servicios higiénicos y acceso universal.

Puerto Williams

Respecto al muelle multipropósito de Puerto Williams, el gobernador Arcos indicó que “nos vamos a transformar en un puerto de acceso a la Antártica”. Para ello, se construirá un muelle de cruceros, en la zona costera de la capital provincial, entre la caleta de pescadores y el muelle Guardián Brito de la Armada de Chile, donde también se dejó expedito un sector que históricamente ha sido reconocido como varadero yagán.

Valderrama señaló que el muelle, cuya longitud es de 150 metros, no afectará al cono de aproximación para las maniobras aéreas que se realizarán en el aeródromo Guardiamarina Zañartu, localizado frente al futuro recinto, puesto que las naves mayores cumplirían con el límite de altura -32 metros-, y de longitud -240 metros-.

Tendrá un terminal de pasajeros de mil 400 metros cuadrados, donde habrá oficinas de SAG, Aduana y Policía Internacional, así como también otro edificio anexo para administración de 85 metros cuadrados. En la explanada se podrán almacenar contenedores, y también habrá estanques y circuito de combustible y agua potable, para el suministro de embarcaciones atracadas.

Actualmente, el proyecto se encuentra en la última etapa de diseño y antecedentes de licitación, la cual debería finalizar en el primer trimestre de 2019. De acuerdo a Valderrama, la licitación debería comenzar a fines del próximo año, para posteriormente iniciar obras a principios de 2020. La ejecución estará dividida en dos etapas: las obras marítimas y terrestres. La primera asciende a 22 mil millones de pesos (4 mil millones son sectoriales y 18 mil 300 pertenecen al Fondo Nacional de Desarrollo Regional, a través del Plan Especial de Zonas Extremas). En cuanto a la segunda, son 8 mil millones de pesos, y son sectoriales. Se estima que las obras marítimas tarden dos años en ser construidas, mientras que las terrestres un año y medio.

Print Friendly, PDF & Email