Juan Leyton, Jacqueline Leyton Mansilla y Sofía Mansilla. Foto: Pablo Ovalle (Archivo Surpress)

Padres de Jacqueline Leyton Mansilla: “Nuestra familia no siente odio con el agresor”

Tristeza, impotencia e indudable preocupación se entienden de las palabras que, esta mañana, los padres de Jacqueline Leyton Mansilla, Juan y Sofía, manifestaron a través de un comunicado de prensa, luego que ayer (20 de noviembre) El Magallánico diera a conocer que, el hombre que le disparó a su hija en la cabeza, había dejado la cárcel de Osorno, al concedérsele la libertad condicional.

En primer término, la familia se refiere a la decisión tomada por el máximo tribunal de la Región de Los Lagos, a través de la comisión evaluadora de libertades condicionales. “Lo ocurrido en la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, sólo viene a reafirmar el concepto que la mayoría de los ciudadanos chilenos tenemos con respecto a la justicia en nuestro país, la cual está más preocupada de proteger los derechos de los delincuentes y victimarios, que hacer verdadera justicia con las víctimas”.

Desde el punto de vista personal, la familia afectada refirmó sus dichos ante los Jueces de Punta Arenas que debieron juzgar lo sucedido ese 6 de agosto de 2008: “La justicia terrenal la dejo en sus manos y la justicia verdadera en la cual yo creo, la dejo en manos de Dios”, (Juan Leyton, padre de Jacqueline, durante su participación en el juicio).

“Dios ha sido muy misericordioso con nosotros y nos ha hecho partícipes de un milagro en estos tiempos, en los cuales se está olvidando su existencia”, añade la misiva de la familia Leyton Mansilla, aludiendo a la inesperada y asombrosa recuperación que la profesional ha llevado a lo largo de los años, pese a haber recibido un impacto balístico en la cabeza a manos de su victimario.

Destaca de la comunicación de los afectados, el párrafo en que manifiestan que: “Consecuentes con lo anterior, nuestra familia no siente odio con el agresor, sino lástima, por el peso que deberá cargar por el resto de su vida, al ocasionarnos un daño irreparable y un sufrimiento indescriptible, que nos acompañará también de por vida”.

Finalmente, aprovecharon para hacer un reconocimiento a los integrantes del Centro de Víctimas de Delitos Violentos de Punta Arenas, quienes los acogieron durante el tiempo que duró el juicio en los tribunales. “A los Jueces que tuvieron la difícil misión de hacer justicia en la medida de lo posible; al fiscal Felipe Aguirre a cargo de la investigación; a la PDI, y especialmente, al abogado de oficio que el Estado nos proporcionó para la defensa de nuestra hija, el señor Marcelo Figueroa, quien además tuvo la difícil misión de defender el fallo de los tribunales de Punta Arenas ante La Corte Suprema, la que en fallo unánime confirmó la pena otorgada por la justicia de Magallanes, a cumplir los 15 años de presidio efectivo, sin derecho a ningún beneficio”, concluye la misiva.

Lea también: Conceden libertad condicional a sujeto que le disparó en la cabeza a Jacqueline Leyton

Print Friendly, PDF & Email