Geriatra, Ramón Lobos.

“Con más adultos mayores, el modelo y las prioridades en salud requieren un ajuste”

En el marco del Mes del Adulto Mayor, que inició este lunes 1 de octubre, el médico geriatra y director del Establecimiento de Larga Estadía del Adulto Mayor (Eleam) en Punta Arenas, Ramón Lobos, realizó un especial llamado a dar la relevancia que requieren los adultos mayores e instalar a este grupo entre las prioridades en materia de salud.

Lo anterior, porque según indicó el especialista, el modelo de atención en salud ha cambiado con los años, poniendo el foco en mejorar la calidad de vida, la atención profesional del parto, la salud materno perinatal, la lucha contra la desnutrición y muchas otras prioridades, donde los adultos mayores no tienen cabida.

“Hoy con una mayor población de adultos mayores, el modelo y las prioridades requieren un ajuste. No hay tiempo de improvisar ni de equivocarse. Los requerimientos de los mayores tensionan todos los niveles de atención en salud, pero claramente el mejor lugar para su cuidado es la atención primaria”, indicó el doctor Lobos.

Según explicó, el centro de salud del ‘barrio’ es el lugar más cercano para disponer de todos los servicios y dar respuesta a las necesidades de ellos, evitando desplazamientos y posibles accidentes.

“Los mayores quieren respuestas integrales y cercanas a su domicilio. Para eso, hay que cambiar los actuales paradigmas, acercar las especialidades y especialistas a los lugares donde están los mayores, para complementar el trabajo de los equipos multidisciplinarios ya consolidados en este nivel, entregándoles herramientas y capacidad para brindar respuestas a sus necesidades. Una gran tarea pendiente”, precisó.

El especialista indicó que la población adulta mayor tiene una multiplicidad de necesidades y requerimientos que son variadas e individuales. “Sólo equipos desplegados en el territorio y cercanos a la población pueden dar este tipo de respuestas. Ningún otro nivel de la atención en salud es capaz de desarrollarlo. La ventaja de la atención primaria radica en la cercanía de los usuarios, del conocimiento y manejo de las diferencias territoriales. Este nivel es capaz de dar respuestas diferenciadas y diferenciadoras a sus usuarios. Equipos multi e interdisciplinarios ya consolidados en el territorio, capaces de dar respuesta a las necesidades de la población”, argumentó.

Lobos explicó que se debería dotar de recursos físicos, humanos, de equipamiento y resolutividad a los centros de salud familiar, además de capacitación continua a sus equipos en temas generales y específicos de la atención a los adultos mayores.

“A modo de ejemplo y solamente aplicando las necesidades, esto significa tener atención a más de 1.500 pacientes en domicilio; un centro para atención de mediana estadía para 40 mayores; tener un hospital de día para, a lo menos, 60 pacientes. Soluciones que ya están en etapa de desarrollo por el Servicio de Salud, pero socialmente debe tenerse Centros de Día cercanos a los domicilios y en toda la región para cerca de 700 a 1.000 mayores. Además, Centros de Larga Estadía, no sólo en Punta Arenas, para a lo menos 300 mayores”, puntualizó el médico geriatra.

Print Friendly, PDF & Email