Connect with us

Columnista

Rodolfo Saldivia: Conaf y la protección de la biodiversidad en nuestras Áreas Silvestres.

Published

on

Integrar y aumentar la tecnología de punta, como la percepción remota, el uso de drones y el sistema de monitoreo por cámaras trampas, con la meta de aumentar y mejorar los sistemas de protección de la biodiversidad que se resguarda en los parques nacionales, reservas nacionales y monumentos naturales que integran el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE), es el objetivo del convenio de colaboración que firmó la Corporación Nacional Forestal (Conaf), con la facultad de Ciencias Forestales y Conservación de la Naturaleza de la Universidad de Chile.

El trabajo desde la casa de estudios lo comandará el Laboratorio de Geomática y de Ecología del Paisaje, que tiene como líneas de desarrollo estudios aplicados el análisis espacial del territorio y la investigación de la interacción entre biodiversidad y hábitat. Se está además gestionando la compra de 7 drones, luego del éxito de esta herramienta en la fiscalización forestal.

Lo anterior va en línea con una nueva idea de protección del medio ambiente y la biodiversidad, sobretodo en parques tan importantes a nivel mundial como lo son, los de nuestro país. En esta línea, en junio de 2017 en París, Francia, se presentó un proyecto de pacto mundial por el medioambiente que busca convertirse en un futuro en un tratado internacional adoptado por la Asamblea General de la Onu.

La idea es reunir en un solo texto los grandes principios internacionales del derecho medioambiental y darle un carácter de cumplimiento obligatorio, gracias a la posibilidad de esgrimirlo ante la justicia. Este acuerdo completaría el edificio jurídico constituido por los pactos internacionales adoptados por la Onu en 1966, uno sobre los derechos civiles y políticos y, el segundo, sobre los derechos económicos, sociales y culturales.

El proyecto consta de una treintena de artículos en los que se recogen, entre otros, los principios de precaución, de reparación o de que quien contamina, paga. También incluye el principio de “no regresión” para evitar, por ejemplo, lo que ha ocurrido con la retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París sobre cambio climático anunciada por el presidente de ese país, Donald Trump, pese a que Washington lo había suscrito cuando se consensuó en diciembre de 2015. Se trata en el fondo de reunir en un solo texto los grandes principios del derecho medioambiental.

Así, el pasado 7 de mayo de este año, en la Asamblea General de las Naciones Unidas, con el respaldo de 71 Estados parte, entre ellos Chile, se presentó un documento donde, fundamentalmente, se propuso la creación de un grupo de trabajo especial, de composición abierta, que siente las bases del futuro del Derecho ambiental a nivel internacional. Una propuesta denominada, justamente, “Hacia un Pacto Mundial por el Medio Ambiente”.

Habrá que esperar a ver sus resultados y posteriores acciones para conocer si se actualizan y restauran las bases del Derecho Ambiental Internacional y, por ende, su influencia en el ordenamiento jurídico interno de cada Estado. Por mientras, iniciativas como las tomadas por Conaf y la Universidad de Chile, se vuelven cada vez más necesarias. Sobretodo, en una región como la nuestra tan rica en biodiversidad y tan extensa en áreas Silvestres Protegidas por el Estado.

Cabe destacar que este convenio, junto a otros reforzarán los avances logrados en monitoreo y percepción remota que se está desarrollando en el sistema de áreas protegidas, el que actualmente está compuesto por 39 parques nacionales, 48 reservas nacionales y 16 monumentos naturales, que en total suman sobre 15 millones de hectáreas y que representan el 20,3% del territorio nacional continental.

Advertisement

Copyright © Material periodístico propiedad de El Magallánico 2017 - 2023 Template 2017 Zox News Theme. Theme by MVP Themes, powered by WordPress.