Corte de luz enfrentó a vecinos de la población Silva Henríquez y habitantes de las “tomas”

“Les pedimos sinceras disculpas a los vecinos de la Silva Henríquez, pero les pedimos que nos entiendan, que nosotros también tenemos familias, personas enfermas y que necesitan energía eléctrica”. Ese fue el planteamiento dado por los habitantes de las “tomas” de la población Silva Henríquez, en medio del diálogo que debió darse improvisadamente la noche de este miércoles (26 de septiembre), luego que pobladores de la villa protestaran por los constantes cortes de luz que han sufrido -aseguraron- cada vez que los ocupantes de los terrenos se “cuelgan” al tendido eléctrico.

Terminó por agotarse la paciencia de los vecinos del sector más alto de la población Cardenal Raúl Silva Henríquez, ubicada en el extremo norponiente de Punta Arenas. Las reiteradas interrupciones al suministro eléctrico los impulsaron a la calle para manifestarse, prendiendo una fogata en medio de la calle, a fin de protestar por la situación que los aqueja.

Su reclamo apunta a que están sufriendo, no sólo inconvenientes, sino que perjuicios económicos, al ver como sus aparatos eléctricos se han dañado debido a las reiteradas interrupciones del suministro, responsabilizando a quienes viven de manera irregular en los predios aledaños.

Por su parte, una dirigente de la “toma” Las Etnias, quien ofició como vocera de las cuatro agrupaciones instaladas en el sector, pidió comprensión a sus vecinos afectados, e instó a las autoridades a entablar una mesa de diálogo para dar solución a sus demandas, las que afirmó, se han planteado en reiteradas oportunidades sin ser atendidas.

Momentos de tensión

Si bien el dialogo primó entre ambos grupos de personas en casi todo momento, por minutos la discusión se tornó álgida, argumentando por un lado el reclamo valido de una solución habitacional; mientras que los vecinos de la población exigen que cesen las molestias que ellos deben enfrentar, dado que con esfuerzo formaron sus hogares, obtuvieron sus casas y desarrollan su vida, dentro de los márgenes legales.

Complicado era el ambiente que debió enfrentar personal de la empresa Edelmag que llegó para restablecer el suministro, que una vez más se había visto interrumpido debido a las conexiones irregulares, por lo que se hizo necesaria la presencia de Carabineros para resguardar las labores de los trabajadores.

Fue el comisario (s) de la Primera Comisaría de Punta Arenas, capitán Marcelo Ruíz quien actuó como mediador entre las partes, permitiendo iniciar una conversación entre los involucrados.

A dicho encuentro se sumó unos minutos después el secretario regional ministerial de Vivienda, José Miguel Horcos, quien fue interpelado por los habitantes de las “tomas” a abordar la materia y dar solución a sus requerimientos, aunque la respuesta de la autoridad fue categórica: “El Gobierno no va a negociar con terrenos tomados, ya que es una medida de presión. Si hay personas que requieran soluciones habitacionales, que se acerquen al Serviu (Servicio de vivienda y Urbanismo) y postulen”. Eso sí, el seremi valoró el entablar mesas de trabajo para abordar la problemática.

Finalmente, tras el episodio, el personal de Edelmag comenzó los trabajos de regularización del suministro en el sector y retiró los restos de conexiones irregulares del tendido eléctrico, medida que si bien fue valorada por los vecinos de la población, afirmaron no sería permanente, dado que, a juicio generalizado, es una práctica recurrente de sus vecinos de las “tomas” el conectarse a la red, sin importarles los inconvenientes que a ellos puedan provocarles, asegurando que se repetirá el tema.

Print Friendly, PDF & Email