Geriatra, Ramón Lobos.

Doctor Ramón Lobos: “La nutrición es parte del proceso de cuidado de un adulto mayor”

Tomando en cuenta que la alimentación es el combustible de las personas para realizar sus actividades diarias, el médico geriatra y director del Establecimiento de Larga Estadía del Adulto Mayor (Eleam), Ramón Lobos Vásquez, explicó la importancia de mantener hábitos alimenticios saludables en las personas mayores, los cuales ojalá pudieran adquirirse desde temprana edad.

“Si la persona no se alimenta bien, va a tener pocas ganas de hacer las actividades que la motiven, poco insumo energético para poder desarrollarse, va a andar cansado. Y si no hace actividad física y se desplaza poco, va a tender a engordar, sobre todo si no se nutre adecuadamente”, explicó el especialista, haciendo énfasis en que estos hábitos alimenticios pueden y deben realizarse respetando las preferencias de cada persona.

“Esto de tener una dieta única y tipo para todos, no es adecuado, porque cada adulto mayor es un mundo distinto. Por lo tanto, la dieta debe ser de acuerdo a las preferencias, a la actividad que desarrolla, el estado cognitivo. La nutrición es una parte de todo el proceso”, expresó el médico.

Por otro lado, indicó que es muy importante entender que los adultos mayores sufren problemas derivados de una mala nutrición, que es reflejo de cómo han llevado sus vidas. “Eso implica que, aunque cueste cambiar hábitos, hay que tender hacia una alimentación más saludable a toda edad. ¿Cuándo partir? Lo más precozmente posible. Si podemos enseñarle a los niños a alimentarse bien desde pequeños, vamos a tener una generación mayor con mejores condiciones de vida que la que tenemos nosotros”, precisó.

Nutricionista

La nutricionista del Eleam, Chile Mancilla, entregó algunos consejos específicos respecto de la alimentación para los adultos mayores. “Un cambio importante que se da en la edad adulta es que hay una importante pérdida de masa muscular, que la vamos reemplazando por masa grasa. Principalmente, esto se da a nivel abdominal, por lo que el nutriente más importante va a ser la proteína, principalmente, de origen animal”, afirmó la especialista.

En este contexto, recomendó consumir alimentos de origen animal, que además son ricos en vitamina B12, que también se ve afectada durante la edad adulta. Así, recomendó los lácteos descremados, las carnes blancas, la clara de huevo y los pescados, destacando el valor que tienen la sardina y el jurel, bien sea enlatados o no, cuyos huesitos además proporcionan calcio.

También recomendó el consumo de legumbres 2 a 3 veces a la semana. “Tienen múltiples beneficios. Aportan proteína, no tienen grasa, aportan fibra, que es súper importante para esta edad, porque así se evita el estreñimiento”, puntualizó la nutricionista, agregando que cereales como la avena o la quínoa también son buenas fuentes de fibra.

La especialista también enfatizó en la importancia de tomar agua, al menos, 8 o 9 vasos al día en una persona que pesa 70 kilos. “Hay ciertas características de los adultos mayores que hacen que pierdan la sensación de sed y además, tienen menos agua en su cuerpo y en sí, les cuesta más que a una persona más joven, poder corregir los periodos de deshidratación o sobrehidratación. Por ende, necesitan una ingesta mayor de líquidos”, puntualizó.

Print Friendly, PDF & Email