Asaltante de dos casas estaba con libertad condicional

En prisión preventiva quedó el sujeto que, ayer, fue detenido por la PDI tras ser identificado como uno de los protagonistas de los dos asaltos que durante la madrugada afectaron a vecinos de Loteo Ivelic y Río de la Mano, respectivamente. Por lo anterior, la Fiscalía le imputó autoría en dos robos con violencia, pidiendo su encierro, al considerar su libertad un peligro para la seguridad de la sociedad.

Con un plazo de 4 meses cuenta desde ahora el Ministerio Público para reunir los antecedentes que le permitan acusar a J.C.A.O., de 35 años, quien de acuerdo a los antecedentes expuestos en el Juzgado de Garantía de Punta Arenas, en complicidad de otro sujeto, ingresó a un inmueble del pasaje Guanaco, en Loteo Ivelic, episodio en que no sólo agredieron al dueño de casa, sino además J.C.A.O. lo habría atacado con un cuchillo, resultando la víctima con dos heridas cortopunzantes, mientras el segundo ladrón cubría el rostro de la dueña de casa con una almohada.
De dicho domicilio, escaparon con dos teléfonos celulares, pero aun con la necesidad de “hacer unas monedas”.
Fue así que, minutos después, el recorrido delictual de los antisociales los movilizó a un domicilio de calle Patagona, en Río de la Mano, agrediendo a una dueña de casa, una mujer de 61 años, a quien golpearon en el rostro, para escapar con especies avaluadas en 300 mil pesos.
En medio de la exposición de los antecedentes recopilados por la Brigada Investigadora de Robos de la PDI, el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson, señaló que el sujeto admitió su participación en los hechos; lo que, sumado al cúmulo de pruebas ya recabadas en su contra, serían suficientes para justificar la prision preventiva que se solicitó en su contra.
Asimismo, se dio a conocer durante el procedimiento que J.C.A.O. permanecía con Libertad Condicional, aunque revocada, por lo que existía una orden de detención en su contra.
Por lo anterior, la magistrado Paula Stange acogió, sin mayores titubeos, la medida cautelar, y ordenó el encierro mientras se desarrollé la investigación.
Eso sí, el defensor Guillermo Ibacache, solicitó que al interior del penal se dispusieran medidas de seguridad, dado que en su última “pasada” por la carcel, el sujeto habría sido amenazado de muerte.

Print Friendly, PDF & Email