El Magallánico ingresó al Liceo Industrial y se encontró con esto…

Desde el pasado domingo (22 de abril) que el liceo Industrial Armando Quezada Acharán permanece “tomado” por alumnos del establecimiento, como medida de presión, para que se acojan las solicitudes que por medio de un petitorio hicieron llegar al alcalde de Punta Arenas, Claudio Radonich. Trascendidos dieron cuenta de supuestos destrozos al interior del establecimiento, por lo que los estudiantes movilizados invitaron a El Magallánico a conocer el interior de la “toma”.

Cabe señalar que, al interior del establecimiento, los alumnos están utilizando dos salas, una de clases y la otra de profesores, para compartir y pernoctar. Además, el comedor como área común y la cocina, restringiendo el acceso al resto de las dependencias para evitar robos o daños al patrimonio de su liceo.

Asimismo, han establecido normas durante la movilización, las cuales deben seguir todos los asistentes a la “toma”, de lo contrario serán marginados del movimiento. En efecto, representantes del alumnado manifestaron que dos personas fueron expulsadas del lugar por no acatar dicho reglamento tácito establecido.

Además, entre otras medidas de resguardo, los alumnos han clausurado (con soldadura) los ingresos a talleres, lugar donde se guardan las herramientas y equipo industrial, a fin de prevenir sustracción de especies.

De momento, afirmaron a nuestro medio, la movilización se mantiene hasta que sus peticiones, respecto de: el aumento de horas de taller, la no salida del actual director, y supuestas conductas de docentes que consideran inadecuadas, como el impedimento de cambiarse de especialidad, o amenazas respecto de las becas de alimentación; asegurando que no han recibido respuesta formal desde la alcaldía.

Print Friendly, PDF & Email