Foto: Archivo Surpress

Fue enviado a prisión preventiva, acusado de violar a su pareja

Cargos por desacato y violación imputó la Fiscalía contra un hombre de 44 años que durante la semana habría agredido y violado a su pareja, con la cual hacía 5 meses había iniciado una relación. La víctima primero afirmó que ella consintió el acto sexual, sin embargo, después se acercó a la Fiscalía y admitió haber sido atacada, y que había negado por miedo lo sucedido.

Con un plazo de 2 meses cuenta la Fiscalía para investigar la causa que este sábado (24 de marzo) se inició en contra el asesor contable N.M.M.S., quien, según los cargos expuestos por el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson; habría llegado, bajo los efectos del alcohol, al domicilio que compartía con la mujer, y la habría violado en varias oportunidades, para luego darse a la fuga.

Un caso lleno de contradicciones, propias de los casos de extrema violencia intrafamiliar, es el que está investigando el Ministerio Público, ya que la mujer, luego de denunciar el hecho, declinó seguir adelante con el procedimiento policial, negando que se le practicaran las pericias sexológicas, afirmando a esa hora que ella sí había dado el consentimiento.

Para entender lo sucedido, debemos primero detallar que todo habría tenido lugar la madrugada del pasado miércoles, cerca de la 0:30 hora, cuando el imputado llegó a la vivienda y comenzó a discutir por celos con su pareja, afirmando que le era infiel. “Si yo no duermo, tu tampoco lo harás”, habría sido la frase amenazante con la que él habría iniciado la seguidilla de maltratos, llegando incluso a aplastarla con una cama, hasta tomarla de los brazos para forzarla a tener relaciones.

Cerca de las 5 de la madrugada, el hombre se habría ido, tras lo cual la víctima hizo la denuncia, pero desistió cuando la examinaban en el hospital. Al día siguiente, fue entrevistada en la Fiscalía, sin embargo, volvió a decir que no fue violada, y que quería denunciar eso sí una agresión. No obstante, fue hasta que se entrevistó con el fiscal Dobson que la mujer admitió haber sido violada, y no sólo eso, sino que su pareja llegó a la casa que compartían, cuando la víctima estaba con personal de la Fiscalía, no respetando la orden de alejamiento que se había emitido una vez hecha la denuncia, lo que terminó con que el Ministerio Público pidiera una orden de detención en contra del imputado.

Fue así que N.M.M.S. fue detenido por Carabineros y trasladado al Juzgado de Garantía, donde se pidió la medida de prisión preventiva en su contra, argumentando Dobson que la forma de actuar del sujeto daría cuenta del peligro real que su libertad significa para la víctima, sumado a que tiene causas anteriores por violencia intrafamiliar y manejo en estado de ebriedad.

En definitiva, el magistrado Pablo Miño, pese a la oposición planteada por la Defensoría, acogió la solicitud del Ministerio Público, y ordenó el encierro para el imputado, al menos mientras dure la investigación del caso.

Print Friendly, PDF & Email