Carnavalesco cierre tuvo el Jardín de Verano de la JUNJI en Punta Arenas

Con la batucada “Fusión de Arte Kallejero” coronando la jornada, y en medio de un ambiente carnavalesco pese al frío, fue cerrado el Jardín de Verano 2018 de la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) en Punta Arenas. Un festival desarrollado en el sector de los estacionamientos del Jardín Infantil “Villa Las Nieves”, se dio por concluida la iniciativa que albergó las actividades estivales durante febrero.

Nicole Aránguiz, directora de la instancia, hizo un balance muy positivo del proceso. “Todo lo bueno se refleja en la aceptación de las familias, de los niños, en su asistencia diaria, en la entrega del equipo educativo, que fue un trabajo profesional pero hecho con cariño y amor”, dijo la educadora.

Agregó que la actividad final fue de fiesta. “Estuvo enfocada en los intereses y necesidades de los niños. Querían terminar de una forma alegre y lúdica. Muchos de Medio Mayor se van a los colegios. Quisimos marcar un precedente”, explicó.

Paulina Jaque fue apoderada y se mostró muy agradecida, sobre todo porque tuvo una mala experiencia previa con un establecimiento particular, del que tuvo que retirar a su hija Elisa, siendo finalmente recibida en la Junji en esta instancia especial. “Durante el año vamos a ‘Las Charitas’. En el Jardín de Verano se mantiene el estándar institucional, sobre todo en el trato de las educadoras y la programación a nivel formativo, lo mismo que la alimentación. Estoy súper agradecida del apoyo a las familias, del acceso transversal”, detalló.

Por su parte, la experiencia de Mila Gómez es llamativa. Ella estuvo encargada del transporte de algunos párvulos, trabajando normalmente con niños del Jardín “Laguna Azul”, también de la Junji y se entusiasmó tanto, a tal punto, que se visitó de payasita y participó de la fiesta final con su familia. “En los jardines destaca el amor por los niños, el cuidado que les brindan y cómo ayudan a las mamás que no tienen dónde dejar a sus hijos”, comentó.

El jardín empezó a funcionar el 22 de enero de 2018, atendiendo a casi cien niños en cuatro niveles y tuvo un equipo de cuatro educadoras, diez técnicos en educación parvularia y una auxiliar de servicios menores.

Print Friendly, PDF & Email