A sólo metros de la familia de la víctima, el menor que confesó haber atropellado a la víctima fatal.

Con arresto nocturno en su casa quedó menor imputado por atropello mortal

Cargos por manejo en estado de ebriedad sin haber obtenido licencia de conductor provocando muerte, y darse a la fuga tras herir a una persona luego de atropellarla, imputó la Fiscalía contra el adolescente L.I.S.V., de 14 años, quien declaró haber sido el conductor que provocó la muerte de Rosa Alarcón Muñoz, mujer arrollada en calle Eusebio Lillo la noche del 8 de diciembre pasado. En tanto, a su padre, L.V.S.O., de 44 años, se le imputó responsabilidad en no dar cuenta a la autoridad de un accidente de tránsito.

Con un plazo de tres meses cuenta desde esta tarde (21 de febrero) el Ministerio Público para investigar lo sucedido, y corroborar la versión que confesó el adolescente respecto de lo ocurrido esa noche. De acuerdo a los antecedentes expuestos hoy por el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson, el menor guiaba un vehículo Kía Sorento junto a su padre, con quien había estado bebiendo.

Padre e hijo fueron detenidos por la PDI tras la confesión del menor.
Foto: Agencia Surpress

“Según su declaración, su padre lo incitaba a conducir a exceso de velocidad, más allá de los 100 kilómetros por hora, y fue en ese contexto que fue atropellada la víctima”, expuso el fiscal.

Con lo anterior, y pese a la evidente molestia que provocó esto en la familia de la vecina fallecida, la Fiscalía solicitó como medida cautelar el arresto domiciliario nocturno para el menor, y el arraigo regional para el adulto, al menos mientras dure la investigación. Dicha solicitud fue aceptada por el magistrado Pablo Miño, tras lo cual ambos imputados recuperaron su libertad.

“Es una burla”

Con evidente frustración y malestar dejó la sala de la audiencia judicial el esposo de la víctima fatal, Arnoldo Venegas Talma, quien manifestó a los medios de comunicación: “Esto es una burla, pueden matar a una persona y quedar libres como si nada. Ustedes lo vieron, ese pendejito no puede haber sido el que conducía y pasó por encima de ella, no me vengan con esas”, afirmó al familiar.

Print Friendly, PDF & Email