Fotografía Agencia Surpress

Ex alcalde Bocazzi: “Si me hubiera llevado algo para la casa estaría en otro lado”

Sin haber sido notificado aún de la querella en su contra, el ex alcalde de Punta Arenas, Emilio Boccazzi, declinó referirse al tema, aunque sí hizo alusión a las múltiples declaraciones que se han efectuado públicamente, en torno a la situación financiera que atraviesa la Corporación Municipal, y aseguró que cuando él asumió, ya habían muchas deudas que enfrentar de las administraciones anteriores.

“Cuando yo me hice cargo del municipio tenía conciencia clara de que me enfrentaba a una situación compleja, de una corporación que hace muchos años viene con complicaciones, porque hay déficit estructural, porque las cuentas no están equilibradas en educación, desde el mismo momento de la subvención”, afirmó el ex jefe comunal, agregando que en dicha instancia no se dedicó a buscar culpables, sino a trabajar para que el tema funcionara.

“No voy siquiera a referirme sobre cómo recibí la corporación en materia de consumos básicos, pero siempre había una bicicleta, yo la asumo, porque el 2012 las cuentas básicas casi no se habían pagado, así que me hice cargo de eso durante el 2013. Ahí anduvimos bien, pero el 2015 nos explota el juicio del bono Sae, de cerca de $900 millones que correspondían al 2010. Entonces, me hice cargo, pero la línea de flotación se va a ‘las pailas’. Y tuvimos serias complicaciones para pagar los sueldos, pero los pagamos, siempre haciendo un milagro”, manifestó Bocazzi.

El otrora alcalde de Punta Arenas indicó que las cifras que se han entregado son elevadas. “Se han dado una cantidad de cifras, parece remate. Cualquiera da cualquier cifra. Se mete dentro de la deuda, inclusive el bono proporcional, que también viene del tiempo de Vladimiro, y son como 4.500 millones. Entiendo que en eso están calculando las costas, y lo meten como deuda, como que yo me hubiera despachado 4.500 millones”, precisó.

Bocazzi se refirió también al hecho de que la querella coincide con su postulación a consejero regional. “Es sospechoso que ahora haya aparecido esta demanda. A mí lo que me preocupa es que se están desarticulando cosas tremendamente valiosas para la ciudad, y por eso hoy también tengo un desafío de estar en un espacio público, en este caso, como consejero regional si la gente así lo decide”, argumentó, refiriéndose entre otras, a beneficios médicos que tenían los adultos mayores, la desarticulación de la batucada municipal, la desvinculación de algunos profesionales del área cultural o el término del sello discográfico. “Eran cosas positivas que no me las llevé para la casa, que eran de beneficio de las personas de Punta Arenas”, indicó.

El ex alcalde concluyó señalando que lo único que se llevó ‘para la casa’ fue “una tremenda experiencia y mucho cariño”. “No me he llevado nada, si no no estaría trabajando como un funcionario público más. Hoy debo agradecer a Gendarmería que me ha contratado por unos meses en un reemplazo. Se trató también de señalar… vino una dirigenta nacional irresponsable que vino a decir poco menos que yo había entrado por la ventana, cuando tengo 25 años de experiencia. Estoy trabajando hoy, este trabajo dura hasta el 31 de diciembre, y si me hubiera llevado algo para la casa estaría en otro lado”, puntualizó.

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email