Instruyen auditoría en el Hospital Clínico por bebé en gestación fallecido

El pasado 22 de agosto ingresó a urgencia ginecológica una paciente de 35 años cursando un embarazo de 32 semanas, siendo atendida por el ginecólogo de turno quien diagnosticó un cuadro de ruptura prematura de membranas. La paciente además presentaba antecedente de diagnóstico previo de miomitosis uterina. La condición de la paciente se habría complicado, informó el Hospital Clínico, lo que deribó en que el pasado lunes la criatura en gestación muriera en el vientre de su mamá.

De acuerdo a los antecedentes aportados por el recinto médico, una vez ingresada la paciente, se evaluó la viabilidad fetal a través de una ecografía, encontrándose el feto en condiciones normales, “por lo tanto se aplican las pautas ministeriales correspondientes  respecto a este tipo de patologías; es decir hospitalización y tratamiento antibiótico, para así esperar hasta las 34 semanas (madurez fetal), para interrumpir el embarazo”, informó el recinto médico en un comunicado.

Estando la futura madre con 33 semanas de embarazo y durante los controles de rutina se habría pesquisado la ausencia de latidos fetales, constatándose la muerte del feto. “Posterior a esto,  se realiza una cesárea para extraer el mortinato mientras que la paciente continúa con cuadro febril que se encuentra en estudio”, refirió el hospital, añadiendo que la mujer se mantiene internada.

“La dirección del Hospital Clínico de Magallanes, junto con lamentar lo acontecido, informa que se han adoptado las medidas administrativas correspondientes. Se evalúa de acuerdo a la norma técnica 100 que regula este tipo de situaciones, la cual realiza una auditoría que actualmente está en desarrollo. Una vez que hayan conclusiones al respecto, se le informarán a los canales correspondientes”, concluyó la información aportada por el Hospital Clínico de Magallanes.

Print Friendly, PDF & Email