Gendarmería: Funcionarios pedirán a Contraloría investigar situación de Bocazzi

Con el objetivo de conocer una serie de situaciones complejas que estarían ocurriendo al interior de la dirección regional de Gendarmería, llegó a Magallanes la presidenta nacional de la Asociación de Funcionarios Civiles del organismo, Viviana Camilo, quien en apoyo a los funcionarios civiles de la región, presentará este miércoles (9 de agosto) dos solicitudes a Contraloría.

Se trata, por un lado, de pedir al órgano contralor que investigue la contratación del ex alcalde de Punta Arenas, Emilio Bocazzi, quien pese a quedar en segundo lugar en la terna priorizada por la comisión evaluadora del concurso público, fue contratado como Encargado regional de Infraestructura.

“Vamos a hacer una presentación a la Contraloría y después ver qué acciones seguimos, porque no nos parece. Es una persona que está cuestionada y que si bien es cierto que participó de un proceso, no fue el mejor evaluado. (…) Yo no lo estoy cuestionando por su expertis o el título que tenga. Lo que pasa es que él viene cuestionado de otra repartición. Entonces, no sé, para mí sería impresentable tenerlo en Gendarmería. Nosotros venimos desde el año antepasado denunciando todas estas malas prácticas que han ocurrido dentro de nuestra institución, entonces no queremos seguir con lo mismo”, indicó la dirigenta nacional.

Por otro lado, explicó que respaldarán a los trabajadores en su molestia, luego de que el actual director regional, Dan Toro, quien está en el cargo en su calidad de segundo subrogante, habría aprovechado su cargo para promover un aumento de grado (y por ende, de salario) para su esposa, Tania Reyes, quien está contratada en Gendarmería como Personal de Atenciones Sociales, en su calidad de Asistente Social.

“Los funcionarios cuando queremos hablar con el director nacional tenemos que pedir un conducto regular que lo entrega el director regional. Y él viene y le da un conducto regular a su señora para que vaya a hablar, porque le habían bajado un grado. Ella tuvo un problema hace algunos años con un interno, pero yo le dije al director que eso pasó hace muchos años, más de 4 o 5, y no se puede seguir con ese discurso para darle los grados que ella quiera. (…) Acá cuánta gente tenemos que han pasado años y no se les ha dado ningún grado”, puntualizó la dirigenta.

Por su parte, la presidenta regional de la Asociación, Daniela Oyarzún, indicó que desde el momento en que el director regional asumió la subrogancia, la situación se volvió irregular. “No puede ser el marido y el jefe. Nosotros somos funcionarios civiles a contrata, y para que uno de nosotros consiga un aumento de grado en Gendarmería, podrían pasar años y años. Entonces, que una funcionaria, que es la esposa de él (Dan Toro), con ocho años de servicio, ya esté en un grado 10, obviamente que eso le produce a mis socios molestia, inconformidad”, planteó.

Los funcionarios también pedirán que se investiguen y sancionen situaciones de malos tratos que habrían ocurrido al interior del organismo.

 

Print Friendly, PDF & Email