Abogado, Magallánico, Punta Arenas, 1987. Licenciado en Ciencias Jurídicas y Sociales, Universidad de Chile.

Rodolfo Saldivia: 21 de septiembre, un feriado nacional, no regional

El gobierno de Manuel Bulnes Prieto ordenó al intendente de Chiloé, Comisario contador de Marina, don Domingo Espiñeira Riesco, que organizara una expedición para instalar una población en Magallanes. La misión fue encomendada al Capitán de Fragata Juan Guillermos, Capitán de puerto de Ancud, quien dirigió la construcción de una goleta y seleccionó a los tripulantes. La nave fue bautizada con el nombre de “Ancud” y zarpó desde Chiloé el 22 de mayo de 1843 con una tripulación de 9 hombres, complementada con 8 miembros de la futura guarnición del fuerte que se fundaría, cuatro familiares de éstos y el naturalista alemán Bernardo Phillipi. Finalmente, en Curaco se les incorporó el lobero Carlos Miller, que sirvió como práctico, con lo cual la expedición quedó integrada por 23 personas.

En la pequeña bodega se estibaron víveres para siete meses. Después de casi 4 meses de navegación muy accidentada, el 21 de septiembre llegaba a su destino, recalando en una pequeña ensenada adyacente a Punta Santa Ana (hoy Puerto de Hambre), donde el Capitán Juan Guillermos, tomó posesión solemne del Estrecho de Magallanes en nombre del Gobierno de Chile.

Dos días después, arribó a la región el buque francés “Phaeton”, cuya tripulación bajó a tierra para izar la bandera francesa. El Capitán Juan Guillermos envió una nota de protesta, a la que los franceses respondieron que no pretendían ejercer soberanía, zarpando poco después. Previa colocación de un letrero en tierra que decía: “República de Chile. Viva Chile”, la goleta siguió viaje hasta la boca oriental del estrecho, explorando la costa para ubicar un lugar apropiado para la construcción del fuerte. Hasta allí parece ser historia conocida.

Sin embargo, tres hechos significativos influyeron en la toma de posesión de Magallanes: primero, el advenimiento de la navegación a vapor otorgó a esta vía la importancia que le había restado la ruta del Cabo de Hornos; segundo, el notable incremento de expediciones científicas extranjeras era indicativo de que la zona estaba siendo foco del interés internacional, y tercero, Inglaterra se había tomado hacía poco las Islas Falkland y era lógico prevenir que ocurriera algo similar, de parte de cualquier potencia marítima extranjera en el futuro próximo.

Los hechos descritos motivaron que el año 2010 el senador Carlos Bianchi presentara un proyecto de ley que proponía establecer un feriado para la Región de Magallanes y la provincia de Chiloé el día 21 de septiembre de cada año. Sin embargo, el proyecto no fructificó.

Posteriormente el 7 de septiembre de 2016 Bianchi ingresó un nuevo proyecto de ley, para que se declarara feriado regional el 21 de septiembre, el cual, si bien se aprobó, tampoco tuvo mayor eco a nivel central pues fue aprobado por un sólo año. Posteriormente el 12 de septiembre de 2017 se ingresó un nuevo proyecto de la senadora Carolina Goic para que se declarara feriado el día 21 de septiembre de cada año para la Región de Magallanes y la Antártica Chilena y la Provincia de Chiloé. Sin embargo, este proyecto en definitiva no vio la luz este año.

En efecto, la fecha da inicio a una estrecha vinculación entre la Región de Magallanes y la Provincia de Chiloé con el resto del país. Chile es claramente un país unitario, así lo declara nuestra Constitución. Sin embargo, esta unidad, no tiene un paralelo idéntico en lo que ha sido la historia del desarrollo humano de ejercer soberanía chilena en el extremo austral del mundo. Como señaló el senador Bianchi en sus proyectos: “la Región de Magallanes a diferencia del resto del país careció de influencias y presencia chilena hasta mediados del siglo XIX, siendo hasta dichas fechas sólo navegantes extranjeros y nativos indígenas quienes pudieron conocer y poblar dichos territorios”. Es por esto que como una manera de dar un mínimo de reconocimiento a lo que ha sido la historia de nuestra zona extrema austral, es que los magallánicos deberíamos luchar por declarar feriado nacional y no regional, el día 21 de septiembre, de manera de dar una especial conmemoración al acontecimiento de mayor significación geopolítica para Chile como lo es la toma de posesión del Estrecho de Magallanes, puerta de entrada al continente blanco, trazando un camino que ha marcado el desarrollo de nuestro país.

Las opiniones vertidas en este espacio son responsabilidad de quienes las emiten, y no representan necesariamente el pensamiento, creencia o criterio de El Magallánico. No obstante, son valoradas, respetadas y aceptadas con una mirada pluralista, abierta al diálogo y al entendimiento con el cual se ha nutrido históricamente esta región, gracias a la riquísima diversidad de su gente.
Print Friendly, PDF & Email