Movimiento Autonomista por tronaduras: “Al actual Gobierno no le interesa ni conocer ni respetar el sentir local”

El diputado por Magallanes Gabriel Boric, junto al Movimiento Autonomista, emitieron una declaración pública respecto de la determinación tomada por el Servicio de Evaluación Ambiental que acogió el uso de tronaduras en Isla Riesco para la extracción de carbón por parte de la Mina Invierno

Dicha misiva señaló textual:

Nuestra preocupación por la forma arbitraria en que se toma esta resolución, desde Santiago, emanada desde el Director Ejecutivo del Servicio de Evaluación Ambiental. Lo anterior invalida una decisión tomada el año pasado en Magallanes y la Antártica Chilena por la Comisión de Evaluación Ambiental (CEA) regional. Esto sin duda constituye una nueva señal que demuestra la debilidad institucional ambiental y que al actual gobierno no le interesa ni conocer ni respetar el sentir local sobre el cuidado de nuestro entorno y el tipo de desarrollo que se aspira para nuestra región. Emplazamos al Presidente Sebastián Piñera y a la Ministra Claudia Schmidt a tomar razón de las múltiples voces magallánicas que cuestionan y se oponen a este proyecto.

Rechazamos la campaña de terror que los dueños de las empresas Minera Isla Riesco y Minera Invierno, a saber los grupos económicos Angelini y Von Appen, han realizado para presionar ilegítimamente al Gobierno y las Instituciones Públicas, anunciando despidos en el caso que no se aprobaran las tronaduras. Esto constituye un uso indebido de la legítima preocupación de trabajadoras y trabajadores, y sus respectivas familias, por la estabilidad de su fuente laboral, convirtiéndolos en objetos de negociación y traspasándoles injustamente el riesgo de la operación minera. La empresa, que armó un proyecto que ha recibido sanciones por episodios de contaminación y destrucción de patrimonio arqueológico, tiene un compromiso para con sus trabajadoras y trabajadores, por lo que deberá responder frente ellos por involucrarlos en una industria que no tiene proyección en el país y ni en el planeta.

Expresamos nuestra preocupación por lo que esta aprobación representa para nuestro país, justo cuando se vive una situación de emergencia ambiental en la llamada “zona de sacrificio” de Quintero y Puchuncaví. Se sabe que gran parte de la contaminación producida en esa zona, como también en Huasco y Coronel, es producida por el carbón de baja ley que les vende Minera Isla Riesco y Mina Invierno a las empresas que operan centrales termoeléctricas en dichas áreas. Esto significa un retroceso respecto al acuerdo firmado en enero de este año por el entonces Gobierno de Chile y la Asociación de Generadoras Eléctricas, que consistía justamente en la descarbonización de la matriz. Aprobando las tronaduras se valida un modelo productivo que debiese estar en retirada, el cual es reconocido por generar altas externalidades negativas, que involucran costos humanos, sociales y medioambientales. De tales externalidades negativas, como problemas de salud o degradación medioambiental, las empresas de los grupos Angelini y Von Appen no se hacen cargo.

Creemos que la aprobación vía administrativa de estas tronaduras es una mala señal hacia la comunidad internacional, que es testigo de la firma por parte de Chile del Protocolo de París, que tiene por objetivo reducir las emisiones de dióxido de carbono a nivel planetario para así evitar que la temperatura media del globo suba más de dos grados centígrados. Esto debiera ser materia de primera prioridad nacional, pues Chile será, según proyecciones validadas por organismos estatales, uno de los países más afectados en el mundo por el Cambio Climático. Por lo anterior, la descarbonización de nuestra matriz energética no sólo es un imperativo ético, sino también económico y social, considerando que las Energías Limpias, no los Combustibles Fósiles, son las que representan una verdadera alternativa para la humanidad.

Nuestra diputación junto con la Mesa Ciudadana de Energía para Magallanes, que integran organizaciones sociales, ciudadanas y ciudadanos, hemos entregado desde el año 2015 propuestas concretas para avanzar hacia un modelo más sustentable de generación y consumo eléctrico. Dentro de las propuestas se plantea la transición desde las energías fósiles (carbón, petróleo y gas) hacia las renovables no convencionales, la definición y cumplimiento por parte del Estado de políticas públicas a largo plazo que incentiven las energías renovables y la eficiencia energética, y la participación ciudadana en el diseño de proyectos. La aprobación de tronaduras es ir en contra de estas propuestas, subsidiando la extracción de carbón con costo del patrimonio natural de todas y todos. Creemos que no considerar el trabajo de organizaciones y ciudadanas y ciudadanos magallánicos, es desconocer el aporte que ellos hacen al desarrollo regional.

Firma el texto la diputación de Gabriel Boric y el Movimiento Autonomista Magallanes.

Print Friendly, PDF & Email