Corte Suprema: Mujer que chocó ebria y mató a un hombre debe cumplir cárcel efectiva

La segunda sala de la Corte Suprema de nuestro país resolvió ayer (25 de septiembre) confirmar el fallo emitido por la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, que determinó hacer efectiva la pena de 5 años que le fue impuesta a Mariela Edith de los Milagros Mañé, mujer que conduciendo en estado de ebriedad colisionó otro vehículo falleciendo un ciudadano colombiano residente en en nuestra región.

Caber recordar que la justicia en un primer fallo había otorgado un cumplimiento extracarcelario para la sentenciada, sin embargo, dicha medida fue recurrida por la Fiscalía y revocada por la segunda instancia de nuestra ciudad, revocación que fue impugnada ante el máximo estrado chileno por medio de un recurso de apelación iniciado por la defensa de Mañé.

“Se confirma la sentencia apelada de quince de septiembre de dos mil dieciocho, dictada por la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, con declaración que el recurso de amparo deducido es inadmisible”, consigna la sentencia pronunciada por las señorías excelentísimas.

En duras cuentas, la decisión de los ministros de la Corte Suprema Hugo Dolmetch, Carlos Küsennmüller, Lamberto Cisterna y Manuel Valderrama, determina que la mujer debe hacer ingreso al penal de Punta Arenas para cumplir efectivamente la pena de 5 años a la que fue condenada, o al menos, el primer año que propone la Ley Emilia de prisión efectiva en casos de manejo en estado de ebriedad provocando muerte o lesiones graves gravísimas.

El hecho

Es adecuado recordar que Mariela Edith de los Milagros Mañé fue condenada luego que se acreditara que la tarde del 24 de noviembre del año pasado, en la intersección de las calles Manuel Rodríguez y Pedro Aguirre Cerda, y mientras la mujer guiaba su vehículo Audi TT, no respetó una señalética de Ceda el Paso, e impactó el Daewoo Lanos en que viajaba la víctima fatal, junto a otras tres personas, las que sufrieron diferentes lesiones. Lo anterior, bajo los profundos efectos del alcohol, lo que quedó acreditado durante el juicio con el resultado de la alcoholemia, que arrojó una dosificación de 2.24 gramos de alcohol por litro de sangre.

Print Friendly, PDF & Email