¡Nadie está libre!: Los riesgos de las ‘funas’ por Facebook

Costumbre se ha hecho, en la comunidad magallánica, acudir a las llamadas ‘funas’ en Redes Sociales, principalmente en Facebook, donde una persona habla mal de otra o le acusa de haber cometido ciertos delitos.

El problema es que, muchas veces, sin saberlo, quienes realizan estas acusaciones podrían estar cometiendo algún delito, como ‘injurias’, ‘calumnias’ o ‘amenazas’.

“Cuando se va en contra de la honra de una persona, por hablar mal de ella o porque se le atribuyen ciertos ilícitos, se configura el delito de injurias. Y cuando se le acusa públicamente de delitos determinados, que es posible denunciarlos por cualquier persona e incluso investigarlos de oficio por fiscalía, pero cuyos hechos son falsos, se configuraría una calumnia”, explicó la abogada, Fernanda Martínez Piucol.

Su colega, Karina Ulloa Pérez, agregó que “llama la atención que muchas veces por desconocimiento o por la manera de hacer las cosas, la gente tiende a denunciar en la radio o en Facebook cosas que en realidad debieran denunciar directamente en las policías o en Fiscalía. Así entonces, las personas se exponen a cometer un delito de injurias y/o calumnias”.

Las abogadas Fernanda Martínez y Karina Ulloa.

Respecto al delito de ‘amenazas’, las profesionales explican que se configura cuando se le señala a otra persona que se le va a generar un mal. En concreto, se le anuncia que va a ser agredida, que se va a agredir a una persona cercana o se le va a hacer algo a un bien material suyo. “Estas amenazas tienen ciertos requisitos y cuando se sancionan, se distingue por la ley, además, dependiendo el tipo de relación que existe entre la persona que amenaza y la que recibe la amenaza. Porque si la persona que anuncia un mal o agresión es un pariente, se aplica normativa especial de violencia intrafamiliar”, indicó la abogada, Karina Ulloa.

Por otro lado, si las amenazas se hacen de manera pública y por escrito, la sanción es más alta que si esa amenaza se hace verbalmente, o en privado.

Denunciados

En el caso de que una persona haya sido ‘funada’ de manera injusta, y quiera denunciar estos actos, también debe seguir un conducto regular.

“En el caso de las injurias y calumnias, son delitos que se llaman ‘de acción penal privada’. Eso quiere decir que se inicia su tramitación solamente a través de una querella presentada en el tribunal. En el caso de las amenazas, comienza con una denuncia que se puede formular ante Carabineros, PDI, Tribunal o Fiscalía”, explicó su colega, Fernanda Martínez.

Quienes cometen los delitos de injurias y calumnias, arriesgan penas privativas de libertad (cárcel) y además, multas.
En tanto, quienes cometan el delito de amenazas, arriesgan sanciones privativas de libertad (cárcel), y la cantidad de días depende de cada caso y tipo de amenaza. Ello, sin perjuicio de la procedencia de penas sustitutivas.

Si usted quiere informarse más sobre alguno de estos temas o está interesado en contactarse con las abogadas Karina Ulloa o Fernanda Martínez, puede hacerlo al correo defensoraspuq@gmail.com o al teléfono +56 9 35608522, número que han habilitado sin restricción horaria en casos urgentes por detención.

Print Friendly, PDF & Email