Foto: Referencial

A la cárcel uniformado que confesó haber violado a una de sus hijas

Seis años después de haber sido víctima, y por temor a que su hermana menor fuera afectada también, una joven de 18 años denunció a su padre por haberla violado cuando tenía 11 años. El imputado fue detenido ayer en Punta Arenas y enviado hoy (9 de julio) a prisión preventiva. Los hechos habrían ocurrido en la ciudad de Quilpué, previo a que la familia del uniformado fuera trasladada a Magallanes.

Hasta una unidad naval llegó la Brigada Investigadora de Delitos Sexuales de la PDI, buscando al sargento que fue denunciado por su hija, quien finalmente fue puesto a disposición de la justicia por el delito de violación consumada, según se expuso este jueves en la audiencia de formalización de cargos encabezada por el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson.

De acuerdo a los antecedentes expuestos durante el procedimiento judicial, el imputado, de 41 años (de quien se prohibió divulgar su rostro o nombre para proteger la identidad de la víctima), violó a la menor aprovechando que se quedó sólo con ella, agresión que la víctima contó ahora a su madre. Fue la mamá entonces la que encaró al padre de sus hijas, quien terminó por confesar lo que hizo.

“A la víctima le generó cierto nivel de riesgo el que una hermana menor haya tomado cierto contacto con el imputado, con quien se habrían dados ciertos diálogos similares a los que ella había enfrentado”, señaló Dobson al término de la audiencia, explicando los motivos que tuvo la joven para denunciar ahora lo ocurrido.

Cabe señalar que lo sucedido se alojaría en otra jurisdicción judicial, por lo que el Juzgado de Garantía de Punta Arenas se declaró incompatible de seguir el proceso, por lo cual se trasladará la causa a la Región de Valparaíso. En tanto, el imputado quedará en prisión preventiva hasta que eso suceda, medida que deberá cumplir al interior de un regimiento naval.

Print Friendly, PDF & Email