Foto: Archivo Surpress

“Tío” de bus escolar no podrá volver a trabajar con niños por abuso sexual

Con una pena de tres años en libertad vigilada intensiva, fue castigado Octavio Gálvez Abarca, conductor de bus escolar que fue condenado como autor de abuso sexual en contra de una niña de 10 años, hecho ocurrido en mayo de 2016. Si bien el sentenciado no cumplirá prisión efectiva, quedó con prohibición perpetua de trabajar con menores de edad.

Lo anterior fue informado por la Fiscalía, luego que este lunes (30 de julio) se diera a conocer en detalle la resolución de los jueces del Tribunal Oral en lo Penal de Punta Arenas. En el comunicado del Ministerio Público se detalla que se impuso “la inhabilitación absoluta perpetua para cargos, oficios o profesiones ejercidas en ámbitos educacionales o que involucren una relación directa y habitual con personas menores de edad”.

Cabe recordar que el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson, acreditó ante el tribunal el ilícito, presentando numerosa prueba testimonial, documental y pericial, en la que indicaba que la tarde del día 26 de mayo del año 2016, la víctima abordó un bus escolar conducido por el acusado, quien la trasladaría hasta su casa. Sin embargo, durante el trayecto, el sujeto le indicó a la niña que se cambiara de asiento, situándose ella como copiloto, realizándole tocamientos de significación sexual, situación que la menor contó inmediatamente a sus familiares al bajar del móvil y que fueron denunciados posteriormente a las autoridades.

Print Friendly, PDF & Email