Nuevo libro revela aspectos desconocidos del emblemático Fuerte Bulnes

Fuerte Bulnes es hoy un potente atractivo turístico de la Patagonia y esta obra es el complemento ideal para quienes buscan conocer nuevos antecedentes de esta helada parte del territorio austral. En 170 páginas, su autor, el periodista e historiador Nelson Toledo, invita a descubrir capítulos desconocidos o poco difundidos del heroico primer asentamiento chileno en la Patagonia. El tema no había sido abordado por los investigadores hace 75 años, si se toma como referencia la obra Fuerte Bulnes del historiador Armando Braun Menéndez, publicada en 1943.

Ubicado a sólo 60 kilómetros de Punta Arenas, Fuerte Bulnes es un orgullo nacional y merecía una obra. Fue gracias a la llegada de la goleta Ancud a este sector que los territorios desde Aysén hasta la Antártica pasaron a ser definitivamente de Chile.

Era mayo de 1843 y la goleta Ancud zarpaba del puerto del mismo nombre. Después de una travesía infernal y de sortear mil obstáculos, por fin logró arribar a la Punta Santa Ana, en los fríos e inhóspitos territorios de la Patagonia. Al mando del capitán John Williams, un grupo de esforzados chilotes venían con el firme propósito de enarbolar el emblema patrio y entregarle a Chile para siempre estas tierras y cumplir por fin el sueño de O’Higgins. Su llegada no pudo ser más precisa, pues al día siguiente un barco francés, Phaeton, arribó con claras intenciones de apropiarse de estas tierras para Francia. Luego los chilenos se dieron a la tarea de construir Fuerte Bulnes y aquí se inició un nuevo capítulo en la historia de Chile, que podemos conocer gracias a los testimonios escritos que dejaron varios de sus gobernadores.

En esta nueva obra del historiador Nelson Toledo (uno de sus cinco libros está publicado en Estados Unidos, disponible en amazon.com y ebay.com) se muestra parte de esa epopeya hasta hoy poco difundida. Hoy cuesta imaginar los sacrificios, el exceso de trabajo y las penurias sin cuento que padecieron en un pasado no muy lejano estos seres humanos producto del aislamiento.

En Fuerte Bulnes ocurrió el primer femicidio en la Patagonia

En cada uno de sus capítulos el autor nos revela, en forma rigurosa, pero amena, muchos aspectos desconocidos que ocurrieron en Fuerte Bulnes, como el primer femicidio en la Patagonia y la plaga de ratones que asoló la colonia. Es poco conocido además que nada menos que el padre del famoso pintor francés Paul Gauguin está sepultado en el cementerio de Fuerte Bulnes y cuyos restos fueron encontrados por arqueólogos de la Universidad de Magallanes.

Por cierto, Fuerte Bulnes no fue nunca un resort, por eso no debe extrañar que muchos decidieran emprender la huida, con el riesgo de ser víctimas de los aborígenes. Es que cualquier cosa era mejor que vivir en este infierno que remedaba un poblado. Pero fue gracias a esta epopeya olvidada, desconocida para el resto del mundo, que se dio comienzo al poblamiento de esta helada parte de Chile. Fueron los duros comienzos.

Fuerte Bulnes, la Historia Secreta, permite recrear parte de esta epopeya que se escribió con sangre, sudor y lágrimas a 60 kilómetros al sur de Punta Arenas.

Cabe subrayar que esta obra ha sido muy bien evaluada, incluso por Mateo Martinic Beros, Premio Nacional de Historia, quien es considerado como la mayor autoridad nacional sobre historia de la Patagonia.

Print Friendly, PDF & Email