Juez negó prisión preventiva para “mechero” que atacó a guardia de seguridad

Cargos por hurto y robo con violencia frustrado imputó la Fiscalía este martes (29 de mayo), al sujeto que fue detenido la noche de ayer tras agredir a una guardia de seguridad que frustró el robo que junto a un cómplice, cometían en una farmacia de calle Bories. La gravedad del delito, y el cobarde ataque propinado a la mujer, respaldaron la petición de prisión preventiva hecha por el Ministerio Público, no obstante, dicha solicitud no fue acogida.

De acuerdo a los antecedentes expuestos por el fiscal Felipe Aguirre, el imputado, F.D.Z.T., de 21 años, junto a otro sujeto, habrían sustraído especies, primeramente desde la tienda Corona, en el centro de Punta Arenas, para luego enfilarse a la farmacia Cruz Verde de calle Waldo Seguel, donde fueron sorprendidos por la funcionaria de seguridad, la que recibió un certero puñetazo en el rostro a manos del imputado, lo que le permitió a la dupla de “mecheros” escapar, siendo capturado este individuo por Carabineros.

En base a lo anterior, el fiscal Aguirre basó su formalización de cargos, pidiendo el encierro preventivo, considerando que la libertad de F.D.Z.T., constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, pero por sobre todo, como medida de protección de la víctima, quien afortunadamente no sufrió lesiones graves.

Dicha solicitud fue objetada por el defensor Leonardo Vallejos, planteando que la agresión referida habría ocurrido de manera posterior a la sustracción de especies, por lo que no sería parte del robo mismo, sino que un ataque posterior, lo que restaría gravedad al delito, pidiendo que no se diera lugar a la medida sugerida por la Fiscalía. Además, destacó que su representado no tiene antecedentes penales.

En definitiva, fue el juez Juan Santiago Villa quien resolvió el debate, acogiendo lo postulado por la defensa, aludiendo que todo obedecería más bien a dos delitos de hurto y uno de lesiones, rechazando la prisión preventiva.

Por lo anterior, el fiscal Aguirre apeló dicha decisión, por lo que ahora serán los ministros de la Corte de Apelaciones quienes tendrán que definir la suerte judicial del imputado, el que deberá permanecer detenido hasta el pronunciamiento del tribunal de alzada.

Print Friendly, PDF & Email