Imputada es enviada a la cárcel por robo con violencia en local nocturno

Un plazo de 50 días fijó el juez Juan Santiago Villa para que la Fiscalía investigue el presunto robo con violencia que se le imputó a G.A.M.M., mujer de 32 años que habría robado a un parroquiano al interior de un local nocturno en el denominado “Barrio Rojo” de Punta Arenas, haciéndose de dinero y dos teléfonos celulares.

Cargos como autora de un robo con violencia calificado imputó este mediodía (9 de mayo) la fiscal Rina Blanco a la mujer, quien fue detenida alrededor de las 23 horas, escondida en el baño de un local cercano al establecimiento donde se habrían registrado los hechos.

En concreto, la fiscal expuso que la imputada habría llegado al local donde permanecía el denunciante ingiriendo bebidas alcohólicas (Errázuriz Nº406), y aprovechando que se encontraba bajo los efectos del alcohol, lo habría registrado, sustrayéndole las especies, para luego huir del lugar. En ese instante, el afectado se percata de lo sucedido y sale persiguiendo a la mujer, la que le propina un golpe de puño en el rostro, provocándole al hombre una fractura nasal, lesión que fue considerada grave.

Detallado lo anterior, la fiscal solicitó la prisión preventiva, al considerar que la libertad de la mujer sería un peligro para la seguridad de la sociedad, planteamiento que encontró objeción en el defensor Leonardo Vallejos, el que cuestionó la identificación que habría realizado el denunciante, dado que se encontraba bajo los efectos del alcohol. Además, subrayó el abogado que en poder de su representada no se encontraron las supuestas especies robadas.

En definitiva, pesaron en contra de la mujer las ocho condenas anteriores que mantiene, una de ellas por robo con violencia e intimidación, para que el magistrado Villa acogiera la solicitud de encierro, enviando a prisión a la imputada mientras se desarrolle la investigación.

Print Friendly, PDF & Email