El imputado permanece detenido en Santiago, por lo que le fueron comunicados los cargos por videoconferencia.

Sujeto fue imputado por violación, abuso y almacenamiento de pornografía infantil

En una vivienda abandonada del barrio Croata de Punta Arenas, entre septiembre y noviembre de 2015, se habrían cometido los vejámenes que la Fiscalía le imputó a R.I.T.S., de 39 años, sujeto que fue capturado tras escapar de Magallanes, al ser denunciado por su sobrina como el autor de violación y abuso sexual. El pasado jueves se llevó a cabo la audiencia de formalización en el Juzgado de Garantía de Punta Arenas.

De acuerdo a los antecedentes expuestos por el fiscal jefe de Punta Arenas, Fernando Dobson, quien, dicho sea de paso, es experto en la persecución de delitos sexuales; el imputado arrastró a una sórdida relación a la sobrina de su pareja, en ese entonces de 14 años, llevándola con engaños a una casa abandonada en calle Mejicana, donde la forzó a tener relaciones sexuales.

En esta vivienda de calle Mejicana, se habrían cometido los vejámenes en 2015.

De acuerdo a los antecedentes de la formalización, el sujeto amenazó a la menor que si hablaba, a él lo enviarían a la cárcel, pero que de todas formas saldría, lo que indudablemente provocó que la adolescente llena de temor no quisiera denunciar, sino hasta un año después lo que había debido enfrentar.

Todos los abusos sexuales quedaron al descubierto cuando la pareja del imputado encontró un pendrive, en el que el sujeto almacenaba fotografías de la víctima, registros de evidente connotación sexual.

Por todo lo anterior, el fiscal Dobson imputó cargos por abusos sexuales, violación y almacenamiento de pornografía infantil, pidiendo la prisión preventiva contra el imputado, el que había escapado de la región cuando se hizo la denuncia, siendo atrapado en la zona norte del país, por lo que la audiencia de formalización de cargos debió hacerse por videoconferencia, con el detenido en el 14º Juzgado de Garantía de Santiago.

Cabe señalar que el imputado en una breve intervención, quiso contrarrestar los cargos, sin embargo, se le recomendó que guardara silencio, ya que todo lo que dijera podría ser utilizado en su contra.

Finalmente, considerando la gravedad de los delitos, el relato de la menor que aportó detalles de lo sucedido, las imágenes que el imputado tenía en su poder, el hecho que se diera a la fuga, y más encima, que tuviera antecedentes por robo con violencia e intimidación; llevaron a la magistrado Paula Stange a acceder a lo pedido, e impuso la prisión preventiva para R.I.T.S., quien permanecerá en una cárcel capitalina hasta que sea trasladado a Punta Arenas, donde deberá responder por las acusaciones en su contra.

Print Friendly, PDF & Email