Fotografía Archivo Agencia Surpress

Llaman a la prevención: Precipitaciones podrían llegar a 35 mm en menos de 24 horas

En el marco de las alertas preventivas que se han emitido para la región por fuertes lluvias y rachas de viento, el intendente Christian Matheson llamó a la comunidad a tomar las precauciones pertinentes para afrontar el episodio climático.

Lo anterior, porque según se informó, las precipitaciones podrían llegar a los 35 milímetros entre las 8:00 horas del miércoles (4 de abril) y las 4:00 horas del jueves (5 de abril), es decir, menos de 24 horas, proyectándose la mayor concentración después de las 16 horas.

“Este frente de mal tiempo puede ocasionar problemas en algunos sectores de la ciudad de Punta Arenas, por lo que hacemos un llamado a prepararse”, manifestó la autoridad, haciendo especial énfasis “en la conducción preventiva, transitando a una velocidad razonable y prudente, estar especialmente atento a las condiciones del tránsito, porque con la lluvia se dificulta la visibilidad de peatones, además que se necesita mayor distancia para frenar ante imprevistos”, detalló el jefe regional.

Matheson añadió que es recomendable salir unos minutos antes de las viviendas porque el tránsito se hace más lento.

Respecto al despliegue de las instituciones encargadas de abordar estos eventos meteorológicos, el intendente afirmó que la Dirección de Obras Hidráulicas va a estar monitoreando de forma permanente el cauce del Río de las Minas y, por otra parte, la Municipalidad de Punta Arenas estará monitoreando y trabajando en posibles anegamientos de algunos sectores de la ciudad.

Por otro lado, el jefe del Centro Meteorológico Marítimo de la Armada en Punta Arenas, teniente Felipe Rifo Espósito, indicó que “hemos emitido un aviso de mal tiempo para Punta Arenas y Puerto Harris, a  contar del miércoles en la madrugada, debido a un sistema frontal, que esperamos deje fuerte viento de la componente Este, el cual podría llegar hasta los 60 Km/Hr, desmejorando las condiciones de mar y generando marejadas en el borde costero, con rompientes abiertos hacia esa dirección”.

 

Print Friendly, PDF & Email