¿Podría ser el supermercado abandonado un nuevo rodoviario para Punta Arenas?

Como “algo que se veía venir”, fue considerado lo ocurrido del pasado martes, cuando un joven fue atacado por un individuo que se refugió posteriormente en el supermercado abandonado ubicado en la avenida Eduardo Frei y calle Hornillas, en el sector norponiente de Punta Arenas. Demolición o reutilización del recinto, además de una presencia policial permanente en las inmediaciones, aparecen como las peticiones que hacen los habitantes de la población Raúl Silva Henríquez.

“Hay una sensación de inseguridad tremenda entre los vecinos, ha habido diversos robos, que no han trascendidos a los medios de comunicación, que tienen a nuestros habitantes complicados (…) ese supermercado era ocupado para vivir ahí, ahora parece que los dueños mandaron a cerrar y pusieron guardia, pero hay ponerle una solución definitiva al tema”, manifestó el presidente de la junta de vecinos del sector, Marcelo Trujillo.

Con bombos y platillos, la cadena de supermercados Unimarc inauguró, en agosto de 2012, uno de sus locales el recinto aludido, luego que el establecimiento “Mayorista 10” desapareciera un mes antes. No obstante, la firma no logró anclarse en el sector, terminando por cerrar sus puertas. Hoy, es un edificio que ha presentado una serie de hechos de connotación policial, y que según acusan, también es una fuente de insalubridad.

Afirmó Trujillo que, sumado a la problemática del edificio derruido, deben lidiar con la presencia de tomas irregulares al otro extremo de la población, lo que afirma ha traído más de un inconveniente para sus vecinos, tema que se ha informado a Carabineros, pero que admite es muy difícil de abordar. “No sabemos cómo pueden reaccionar, y muchas veces por eso los vecinos prefieren no hacer o decir nada”.

Respecto de soluciones, comenta que han pedido, en las reuniones del Plan Cuadrante, mayor presencia policial en el sector, o mejor aún, permanente presencia de Carabineros; al igual que se le planteó al alcalde Claudio Radonich en la reunión que sostuvo al comienzo de su gestión, aunque afirma que no ha habido respuestas concretas para su comunidad.

Para el dirigente, el cierre permanente, o la presencia de guardias (como se dispuso ahora), podría aminorar las molestias para los vecinos, aunque derrumbarlo sería otra opción, considerando que no se le está dando ningún uso. No obstante, han surgido otras voces que apuntan a convertir dichas instalaciones en el anhelado rodoviario de Punta Arenas, dado que tendría ingreso directo desde el sector norte de la ciudad, con diversas vías de acceso para la llegada y salida de máquinas.

A lo anterior, habría que sumarle los proyectos de construcción del nuevo recinto de la PDI en el lugar, presencia de Bomberos y Samu, y posiblemente, el levantamiento de una unidad de Carabineros, por lo que no parece tan descabellado imaginar que, usando la misma estructura hoy existente, se pudiera asentar en dicho espacio el terminal de buses que la capital regional tanto necesita.

Lea también: A prisión sujeto acusado de asaltar a malabarista callejero

Print Friendly, PDF & Email