Nuevo presidente PC Magallanes: “La centroizquierda tiene que pensar en recuperar el Gobierno”

A dos años de que se produzcan las elecciones internas, el Partido Comunista vivió la renuncia de su ex presidente, José Luis Córdova, quien se fue de la zona por motivos personales. En este contexto, la colectividad eligió al ex consejero regional, Dalivor Eterovic, para que los representara durante este periodo.

“Para mí es un desafío muy grande. (…) Incluso ahora, el desafío es mayor porque hoy la ciudadanía nos ha puesto a nosotros como partido en la oposición del actual gobierno y en ese sentido, igual tenemos una tarea distinta a la que habíamos llevado en los últimos cuatro años. Tenemos a nuestro compañero, Juan Vukusich en el Consejo Regional, donde también es importante para nosotros mantener nuestras opiniones en los proyectos y las decisiones. Así que hay harto tema que abordar (…)”, afirmó en entrevista con El Magallánico.

Eterovic indica que es muy importante defender las condiciones de los trabajadores, de los migrantes, que según señaló, “generan una mano de obra barata que termina perjudicando a todos los demás trabajadores”. Además, plantea la importancia de que se reactive y vuelva a tener presencia la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), que calificó como”muy decaída”.

Distintos sectores han manifestado su intención de ser una oposición constructiva. ¿Ustedes comparten ese planteamiento?

“Para nosotros, esas son definiciones bastante livianas y genéricas. (…) La verdad es que son cosas que tienden más a confundir, a no ponerle el contenido necesario y la definición necesaria que deben tener nuestras acciones. Es más fácil hablar en términos genéricos como ‘oposición constructiva’. Pero la verdad es que la oposición se hace de una sola manera: instalando los puntos de vista y las miradas que nosotros tenemos hoy como partido de lo que debe ser el país, en los más diversos ámbitos. No se trata de ser oposición ni constructiva ni destructiva, sino concreta y que tenga propuestas distintas a lo que en muchas ocasiones nos gusta”.

¿Cómo ven ustedes, como Partido Comunista, la situación que vive el conglomerado Nueva Mayoría?

“Para nosotros, obviamente que la Nueva Mayoría como conglomerado se terminó. Se terminó cuando termina el Gobierno de Bachelet y hoy lo que tenemos por delante es un proceso de construcción distinto, nuevo, en otras condiciones. Se han dado pasos importantes ya en acuerdos, por ejemplo, en el parlamento, que son más bien administrativos, pero que tienen que ver con la facilidad que hay para ponerse de acuerdo con distintos sectores. Porque finalmente, la centroizquierda hoy tiene que pensar en recuperar el Gobierno, tiene que pensar en ganar futuras elecciones, como la de gobernador regional y eso no va a ocurrir si estamos separados (…)”.

¿Está de acuerdo con que la Democracia Cristiana esté incluida en este nuevo proyecto de centroizquierda?

“Yo creo que ellos tienen que definirse. Si no están, bueno, no estarán y seguramente optarán por irse a sectores con partidos de la centroderecha. Pero, lo que entendemos hasta aquí es que ellos están disponibles para conversar. (…) Creo que se ha ido produciendo este proceso de definiciones. Me parece que todo lo que tenga que ver con pactos electorales y programáticos dentro de la centroizquierda, son bienvenidos. No significa esto que vamos a comer en el mismo plato. Pero tienen que tener objetivos claros, como el ganarle las elecciones a la derecha y llevar adelante programas de gobierno en común”.

Usted mencionó acuerdos nacionales y acá en la región también se produjo un acuerdo en lo que fue la definición de la presidencia del Core. ¿Qué le parece dicho acuerdo? Eso también se vivió en el Consejo anterior…

“Sí, y fue un proceso bastante complejo en las últimas semanas al interior del Consejo Regional. Es un tema que se conversó con Juan, y finalmente decantó en que Tolentino Soto optó por negociar con sectores de la derecha para tener los votos necesarios y eso fue lo que decantó la situación. Entendimos que Miguel Sierpe se mantenía en la vereda de la centroizquierda, así que eso decidió nuestro voto. Es lamentable, aún cuando Tolentino no es hoy militante de la Democracia Cristiana, pero sí fue electo con votos de la Democracia Cristiana, y eso genera incomodidad. Esperemos que eso no se replique en las presidencias de comisiones, que tienen que decidirse pronto y en el trabajo cotidiano. Si finalmente, aquí lo que está en juego es la toma de decisiones, la priorización de proyectos, la relación que va a existir con el intendente, que son cosas muy importantes, porque de no darse de manera fluida generan un tremendo freno al desarrollo de la región”.

Print Friendly, PDF & Email