Ex gobernadora acusa “manipulación política” en proyecto de cámaras de seguridad

La ex gobernadora de la Provincia de Magallanes, Paola Fernández, se refirió este miércoles (28 de marzo) a las acusaciones hechas por Nicolás Cogler, actual jefe de dicho estamento, quien dio cuenta del “estancamiento” que estaría afectando al proyecto de cámaras de vigilancia para Punta Arenas, supuestamente, por un error u omisión de Fernández.

“En mi calidad de ex gobernadora, me veo en la obligación de informar a la comunidad, respecto a lo resuelto por la actual autoridad en ejercicio, de desistir en la ejecución de un proyecto destinado a proveer de la reposición y ampliación de las cámaras de televigilancia en la ciudad de Punta Arenas, retirando al efecto, una reconsideración presentada a la Contraloría Regional, por ciertas observaciones relacionadas con la capacidad de que la Gobernación actúe como unidad técnica”.

“El reproche efectuado por el Gobernador Cogler, en contra de mi persona, en el sentido que le parece grave que yo supuestamente haya contradicho lo instruido por la entidad de control, no tiene fundamento y refleja la manipulación política y la denostación que dicha Autoridad pretende”, aseveró en un comunicado Fernández.

Lo anterior en que la Contraloría habría hecho 13 alcances respecto del proyecto presentado, el principal de ellos, el que la gobernación no podría actuar como unidad técnica, resolución que se solicitó una reconsideración a dicho estamento, reconsideración que ahora Cogler habría detenido para subsanar los alcances hechos por el organismo contralor.

Afirmó en dicha misiva que mientras fue gobernadoras, la facultad y el deber de administración me corresponde hasta el último día del mandato (hasta el 11 de marzo), de manera tal que, en este cometido, es oportuna mi solicitud de reconsideración a la Contraloría, sobre las observaciones que recibí, en ocasión de la presentación de las bases de licitación para la toma de razón correspondiente.

Alega Fernández que “este proyecto da cuenta de la proactividad y responsabilidad en la gestión que encabecé durante los cuatro años del gobierno de la Presidenta Bachelet, siendo de público conocimiento la situación que afecta en esta materia (seguridad) a Punta Arenas, preparando un proyecto técnicamente viable, a la altura de los requerimientos y la vanguardia tecnológica, obteniendo financiamiento del Consejo Regional por casi 300 millones de pesos, logrando la coordinación entre Carabineros de Chile y el Municipio de Punta Arenas, para su posterior operación”.

Finalmente, la ex gobernadora señaló que “la ciudad de Punta Arenas y los vecinos no se merecen estar entrampados en la manipulación política, disfrazada de cuestiones administrativas, por el contrario, lo que requieren es que la autoridad actúe con la adecuada celeridad y pertinencia en la búsqueda de soluciones a los problemas”.

Lea también: Acusan a ex gobernadora de “estancar” proyecto de cámaras de vigilancia

Print Friendly, PDF & Email