Fotos: Agencia Surpress

Pequeño pingüino se robó las miradas de transeúntes en Costanera del Estrecho

Si bien siguen existiendo personas que creen que en Magallanes los pingüinos caminan por las calles, lo cierto es que es poco habitual que una de estas aves llegue hasta la bahía de Punta Arenas, siendo un fenómeno que se produce principalmente por la desorientación del ejemplar. Sin embargo, la mañana de este lunes (5 de febrero) fue una de esas oportunidades, cuando una dócil ave se apoderó del interés de los transeúntes al aparecer en el borde costero de la capital regional.

Primera vez que Priscila Monsalves veía en su vida un ejemplar de pingüino magallánico, y ahora no sólo pudo apreciarlo de cerca, sino que incluso acariciarlo, ya que el gentil espécimen no rehuyó de la cercanía de los curiosos que se aproximaron para ver que no estuviera herido o enfermo, y de paso capturar una fotografía del ave.

Personal de Sernapesca evaluaría al ave previo a liberarlo nuevamente, fuera del radio urbano.

El ejemplar apareció caminando en la avenida Costanera, a metros de la desembocadura del Río de las Minas, atrayendo no sólo las miradas de los turistas que pasaban por el lugar, sino que también de los puntarenenses poco acostumbrados a tan inusual visita.

Monsalves fue una de las que se quedó al cuidado del simpático ejemplar, a la espera del personal del Servicio Nacional de Pesca, a quienes se le pidió acudieran para que tomaran a resguardo a la simpática ave.

Print Friendly, PDF & Email