Ballena azul habría varado viva, hasta morir en la playa en Punta Delgada

En el Museo de Historia Natural de Río Seco quedarán finalmente los restos de la ballena azul que el pasado 17 de febrero varó en Punta Delgada. Profesionales veterinarios examinaron los restos del cetáceo, ratificando que se trataba de un ejemplar hembra que gozaba de buena salud, y que habría muerto después de quedar atascada en la arena.

Lo anterior fue informado a través de un comunicado de prensa, en el que se refieren a la “gran atención, consternación e interés público que ha suscitado el varamiento de un espécimen de ballena azul (Balaenoptera musculus) varado en el sector de Punta Delgada, a pocos metros del cruce de Primera Angostura, puerto muy transitado y que conecta el continente con la isla grande de Tierra del Fuego y asimismo las comunas de San Gregorio y Cerro Sombrero. El evento ha ocurrido el día sábado 17 de febrero del presente año, y luego de ser comunicado por la Autoridad Marítima al Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca región de Magallanes y la Antártica Chilena), se han desplazado funcionarios del mismo junto a un contingente de investigadores en la materia para intentar en una primera instancia determinar la especie, sexo y longitud del animal”.

Dicho equipo, integrado por la veterinaria Olivia Blank junto a las investigadoras del Museo de Historia Natural Río Seco, Aymara Zegers y Gabriela Garrido, más personal de la Capitanía de Puerto de Punta Delgada, trabajaron en el lugar, emitiendo el siguiente informativo: “Queremos informar que el cuerpo y los restos de la ballena azul, que se han determinado como un ejemplar juvenil hembra de 20,7 metros de largo, han sido entregados por Sernapesca en custodia al Museo de Historia Natural Río Seco, Organización Comunitaria sin fines de lucro (…) que cuenta con experiencia en levantamientos de cetáceos, dos de los cuales, una ballena sei (Balaenoptera borealis) y una ballena franca (Eubalaena australis), se encuentran previo trámite administrativo con la autoridad correspondiente (Sernapesca), en sus dependencias para ser limpiados, restaurados, montados y exhibidos a la comunidad”.

Añade que se “ha completado la toma de muestras que han consistido en diversos tejidos y fluidos (contenido estomacal, fluidos interpleurales y abdominales, intestino, hígado, pulmón, riñón, útero, ovarios, piel, grasa y musculatura) para distintos tipos de análisis, los que serán derivados a diversas instituciones que actúan en red de colaboración con la Asociación de Investigadores del MHNRS en un trabajo colaborativo que no tiene otra misión que trabajar en conjunto para la difusión y democratización del conocimiento; en este caso particular, asociado a varamientos de cetáceos, la historia, biología, ecología y conservación de estos animales”.

Añade la información del equipo profesionales que “sobre interpretaciones muy preliminares y principalmente obtenidas mediante observación in situ en la toma de muestras de tejido y/o imágenes de la necropsia, se han establecido dos hipótesis (…) el aspecto de delgadez presentado por el animal, este podría haber muerto de inanición. Sin embargo, las observaciones de la necropsia realizada por Olivia Blank Hidber concluyen en que a pesar de que el animal presentaba signos de delgadez, se trataba de un espécimen saludable, y que, si bien poseía bajas concentraciones de contenido estomacal, habría estado alimentándose recientemente de fitoplancton, lo que se evidenciaba también debido a la presencia de materia fecal. Por otro lado, Blank estimó luego de examinar los pulmones, que el animal aparentemente no llegó muerto a la playa, sino que habría varado vivo. El día 17, el mismo día del varamiento, parte del equipo de trabajo más personal de la Armada, observó un grupo de orcas (Orcinus orca) en el mismo sector, lo que podría asociarse con un hostigamiento de parte de éstas a la joven ballena, la que, asustada y en una mala maniobra, podría haber terminado en la playa asfixiándose por su propio peso”, se consigna, entre otras afirmaciones.

Print Friendly, PDF & Email