Foto: Agencia Surpress

Un detenido arrojó indagación por supuesto asalto

Con un plazo de 90 días cuenta la Fiscalía, desde la tarde de este viernes (12 de enero), para investigar un supuesto asalto ocurrido durante la madrugada del jueves en la población Camilo Henríquez de Punta arenas. El denunciante aseguró que un conocido suyo lo intimidó con un cuchillo carnicero para robarle en la vía pública. Tras la denuncia, la PDI logró en pocas horas la detención del imputado en su domicilio, quien negó tajantemente los hechos que se le imputan.

De acuerdo a los antcedentes expuestos en la audiencia de formalización, el imputado, I.D.S.C., abordó al denunciante junto a una mujer, y provisto de un arma blanca, lo intimidó para apropiarse de un teléfono celular y la billetera del afectado.

No obstante, durante la audiencia, el denunciado declaró ante el juez de garantía, afirmando que todos los cargos en su contra eran falsos, dando una versión completamente diferente de lo sucedido, asegurando incluso que fue el denunciante, dado a su estado de ebriedad, quien le habría ofrecido golpes y que lo habría amenazado a él, sin entender su actitud.

“Nosotros eramos amigos, no se porqué esta diciendo esto, habíamos salido juntos, habíamos estado compartiendo, y yo no seria tan tonto como para robarle a mi propio amigo”, declaró el imputado.

Lo cierto es que, de acuerdo a los argumentos del Ministerio Público, habría un testigo, también conocido de los involucrados, quien refrendaría el delito denunciado.

En definitiva, y pese a sus dichos, el Ministerio Público abrió investigación por robo con intimidación, solicitando, mientras se recopilan todos los antecedentes del confuso hecho, que el imputado quede en libertad, pero con la prohibición de acercarse al denunciante y con arraigo regional, medidas que fueron concedidas por el tribunal.

Print Friendly, PDF & Email