90 madres trabajadoras y 125 hijos fueron beneficiadas con programa del Servicio de la Mujer

Con un acto de cierre en la Escuela República Argentina, este jueves (31 de noviembre) se llevó a cabo la ceremonia final del Programa “De 4 a 7” del Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género (Sernameg), el cual tienen como fin la inserción, permanencia y desarrollo de las mujeres en el mundo del trabajo remunerado, mientras sus hijos cuentan con espacios de aprendizaje y desarrollo integral.

Este año, el programa, incluyó la participación de 90 jefas de hogar, lo que en la práctica incluyó a 125 niños de entre 5 y 13 años que, desde abril hasta diciembre, de lunes a viernes, estuvieron al cuidado de profesores y trabajadores sociales, quienes por medio de talleres culturales, deportivos y de organización escolar, mantuvieron en actividad académica y extra-programática a los estudiantes entre las 16 y las 19 horas (de ahí el nombre de 4 a 7) en las Escuelas Argentina y Juan Williams de Punta Arenas, y Capitán Juan Ladrilleros en Puerto Natales.

“Una de las principales barreras que enfrentan las mujeres para incorporarse, permanecer o desarrollarse en el mundo del trabajo remunerado, dependiente o independiente, es que son en su gran mayoría las responsables del cuidado de niños, niñas, adultos mayores y del trabajo doméstico”, explicó en la actividad la directora regional (s) de Sernameg, Llilian Ruiloba, por lo que este programa “es una alternativa para que las mujeres logren insertarse en el mercado laboral y de esa manera seguir avanzando en su autonomía económica”, subrayó la autoridad.

Así también lo destacó una de las apoderadas de la Escuela Juan Williams, Paola Sierra, quien hace cuatro años participa del programa, definiéndolo como un enorme apoyo: “Con cariño, paciencia y mucha vocación han cuidado de nuestros hijos, entregándonos tranquilidad a nosotras madres trabajadoras y estudiantes, para poder desarrollarnos. (…) que quieran a nuestros hijos, que sepan la situación particular de cada uno de ellos, eso es impagable. No habría podido trabajar tranquila si no supiera que ellos están bien cuidados y acompañados de un equipo con entrega”, agradeció.

Print Friendly, PDF & Email