A 2 años de su asesinato, familia de “Venus Rap” recuperó preciados registros de la joven madre

El pasado 27 de octubre se recordó el segundo año de la muerte de Ana María Arancibia Palma, joven cantante de entonces 25 años, más conocida como “Venus Rap”, quien fue asesinada con un arma blanca en las inmediaciones del puente de Avenida Eduardo Frei, en Punta Arenas. A poco de recordar su trágico deceso, y tras varios traspiés, la familia recuperó parte de las pertenencias de la víctima, incluyendo las últimas conversaciones que tuvo por mensajes de celular antes de que fuera cobardemente atacada.

Cierto grado de pesar existe en la familia de Ana María, así lo afirmó Luis Arancibia Padilla, ya que con el paso del tiempo no esperaban saber que las pertenencias de su hija, utilizadas durante el juicio, habían sido destruidas, más aún porque ellos habían solicitado poder recobrarlas una vez terminado el proceso judicial; al menos para guardarlas en su memoria.

“Mi nieto me estaba pidiendo el teléfono de su mamá, por eso fuimos a preguntar, y nos enteramos que todo lo habían destruido sin avisarnos”, señaló el padre de la víctima.

Molestos con lo ocurrido, pidieron audiencia con el fiscal, quien logró hacerles entender que mucha evidencia, entre ella el teléfono de su familiar fallecida, habían sido contaminadas por los rastros de sangre, lo que obligaba a su destrucción. Además, los instó a mantener los recuerdos buenos de la joven, y no enseres que les recordarían el trágico episodio.

Eso sí, se les entregó un disco con toda la información que contenía el tan apreciado equipo telefónico, fotografías, audios, contactos, e incluso la última conversación por mensajes que tuvo con su hijo, hoy de 10 años. “El niño parecía que presintiera que algo iba a pasar, porque le decía a su mamá que se cuidara mucho, que él la estaba esperando”, comentó el padre de “Venus Rap”.

Sin duda, a pocos días de recordar su trágica partida, el recuperar los últimos recuerdos de Ana María fueron un regalo para su familia, en especial para su hijo, según afirmó el papá de la joven, quien pese a todo el mal rato que afirmó haber pasado con la evidencia del caso, agradeció haber podido acceder a la información recuperada.

Asimismo, Arancibia adelantó que intentará hacer llegar una carta a los parlamentarios electos recientemente en la región, para que se legisle y no se otorguen beneficios a los autores de crímenes, con la finalidad de que las penas impuestas en hechos de sangre se cumplan íntegramente.

“Temo el día que el hombre que mató a mi hija salga cuando cumpla la mitad de su condena, o el día que mi nieto lo vea libre, no sé qué podrá pasar, y no me parece justo que él quede en libertad y nosotros, en especial el niño, tengamos que estar condenados a perpetuidad a no volver a ver a mi hija”, concluyó Arancibia.

Print Friendly, PDF & Email