Condenados por abigeato iniciaron huelga seca en la cárcel de Punta Arenas

La mañana de este miércoles (20 de septiembre) los hermanos Víctor y Pablo Chávez Cuyul iniciaron huelga seca al interior de la cárcel de Punta Arenas, reclamando el no haber sido los autores del delito por el cual el pasado 15 de septiembre fueron condenados a cuatro años de prisión efectiva, como autores de la matanza de un centenar de ovinos al interior de la estancia Pecket.

Durante el juicio, la defensa de los hermanos Chávez sostuvo que ellos no tuvieron nada que ver con el delito imputado,  y que sólo realizaban labores de pesca en el sector aludido, pese a lo cual la Fiscalía sostuvo y acreditó durante el juicio oral, al menos así lo dictaminaron los jueces, que sí fueron parte del sacrifico de los animales con la intención de sustraerlos del predio, ovinos que dicho sea de paso, fueron avaluados en cerca de 35 millones de pesos.

Es por esto que los internos, a fin de revertir, o que al menos sea considerada su situación, iniciaron cerca de las 9:30 horas de hoy huelga seca, amenazando incluso con coserse los labios a fin de no ser obligados a ingerir alimentos o líquidos.

Sobre la situación el mayor Oscar Vergara, alcaide del penal, confirmó la movilización de los sentenciados, afirmando que los conductos regulares son informar al Juzgado de Garantía y a la Defensoría, además de realizar un examen físico a los internos para hacer un seguimiento de su salud con personal de la enfermería. “También les explicamos los alcances que puede tener este tema con su salud, a fin de que entiendan que las medidas de presión pueden ser riesgosas”, afirmó el oficial penitenciario.

En tanto, el defensor Leonardo Vallejos señaló a El Magallánico que se está estudiando el fallo del Tribunal Oral en lo Penal para recurrir ante la Corte de Apelaciones.

Print Friendly, PDF & Email