Universitarios aprovecharon sus vacaciones para construir vivienda social en Puerto Edén

Hace varios años que Juan Andrade, adulto mayor de Puerto Edén, vivía en muy malas condiciones habitacionales entre los restos de una antigua vivienda, enfrentando en esas condiciones la dura realidad climática de dicha localidad, por lo que cobra mayor valor lo realizado por 25 alumnos del Instituto Santo Tomás de Punta Arenas, quienes utilizaron tiempo de sus vacaciones para cumplir el sueño de Juan Andrade, tener un mejor hogar.

Constantemente la Corporación de Desarrollo Indígena (Conadi), junto a la Seremi de Desarrollo Social y otros organismos de Gobierno de la Región de Magallanes, realizaron campañas para ir en apoyo del habitante, sumado a alimentos y vestuario, pero este año, en pleno invierno, el sueño de Andrade se hizo realidad gracias a recursos aportados por Instituto Nacional de la Juventud (Injuv) y al apoyo de la Conadi, que sumados a los trabajos voluntarios de Invierno de los alumnos de Santo Tomás, se pudo erguir una nueva casa, desde los cimientos, y con un completo equipamiento aportado por diversas instituciones e incluso particulares.

“Soy oriundo de Puerto Edén y es muy grato regresar luego de diez años para construir una vivienda para un poblador que la necesita“, dijo Pedro Vargas Traimante, integrante del equipo de voluntarios de Santo Tomás.

“Quiero agradecer a Conadi, al Injuv y a los estudiantes (…) por la gran ayuda que significó la construcción de una casa para Juan Andrade, quien ahora contará con un hogar digno”, señaló Susana Vargas Achacaz, mujer kawésqar de Puerto Edén.

“Ha sido importante llegar a esta zona tan alejada con un grupo de jóvenes para hacer una obra social, como la construcción de una vivienda y reparación de pasarelas. Es importante que el gobierno entregue estas oportunidades de participación juvenil a través de espacios de voluntariado”, agregó Luis Fierro, coordinador de Activo País del Injuv.

Print Friendly, PDF & Email