Haciendo una breve escala en su casa, repartidor se adueñó de costoso juego de comedor

C.J.F.S., de 28 años, fue detenido la tarde del sábado (19 de agosto) por detectives de la Brigada de investigación Criminal de Punta Arenas, tras sustraer especies desde la tienda Ripley, empresa en la que prestaba servicios como ayudante de reparto a domicilio.

De acuerdo a los antecedentes aportados por la PDI, el hombre aprovechó que era él quien llevaba la ruta de repartos, por lo que agregó su domicilio particular como una de las paradas, dejando ahí  un comedor avaluado en $900.000.

Evidentemente, el delito quedó al descubierto cuando el cliente reclamó en la tienda que su producto no le había llegado, quedando en evidencia para el personal de seguridad que no era la primera pérdida de especies que habría en la ruta del trabajador, sobre cual comenzaban a posarse las miradas de sospecha.

La situación fue informada a la PDI, lográndose establecer la participación del imputado en los hechos, así como el modus operandi, lo que llevó a ubicarlo, quien, ante el cumulo de evidencia en su contra, reconoció el hecho, devolviendo el mobiliario, el cual había escondido en un sitio eriazo cercano a su domicilio.

A primera hora de este domingo, el imputado fue trasladado al Juzgado de Garantía donde se formalizó investigación en su contra.

Print Friendly, PDF & Email