Presta Fuego: El rock hecho desde la distante Magallanes

La banda Presta Fuego nace en 2016, como un proyecto a distancia entre Danilo Cárcamo y Gerard Barría, quienes desde que tenían cerca de 4 años de edad iniciaron una historia de amistad, hermandad y música en Cerro Sombrero, lo que aseguran estructuró lo que hoy es un proyecto musical de rock que no pasa desapercibido para quienes escuchan su trabajo. Presta Fuego conversó con El Magallánico.

Entiendo que no es el primer proyecto musical que emprenden. ¿Los estilos anteriores de música eran similares o ahora encontraron un “algo” que los marcó y decidieron explotar?

Gerard: “Hemos estado juntos en varios proyectos y desde niños siempre tuvimos esa afinidad con el rock de la época, al crecer ‘descubrimos’ otros estilos. Creo que la principal similitud entre Presta Fuego y nuestros proyectos anteriores es la motivación a hacer música. El EP que lanzamos el año pasado entre otras cosas refleja la búsqueda de ese ‘algo’, y nuestras conversaciones también, aún buscamos el sonido de Presta Fuego”.

¿Cómo se creó el EP que ahora están difundiendo y cuánto tiempo les llevó concretar el disco?

Gerard: “Trabajamos a distancia cada uno en su ‘home studio’”.

Danilo: “Enviábamos ideas desde Santiago a Punta Arenas y viceversa. Todas las letras y melodías de las canciones estuvieron a cargo de Gerard, y la producción-grabación, edición y mezcla, estuvo a mi cargo, 6 meses enviando archivos por internet”.

G: “Fue un proceso largo, casi perdimos la cuenta, pero sin duda lo disfrutamos mucho, cada uno aprendió algo más”.

¿Cuáles son las expectativas que tienen del proyecto?

D: “Creo que presentar el trabajo realizado en vivo, en escenarios de la región y fuera también. Que la música viaje a más lugares”.

G: “De momento estamos quietos difundiendo el EP. Además por estos días cada uno se encuentra trabajando en proyectos distintos, Danilo en la banda Matus y yo preparando una apuesta solista, en la que por cierto él también está involucrado (ríe)”.

¿Están viviendo en Magallanes?

G: “Danilo vive en Santiago hace varios años por temas laborales y estudios, yo sigo aquí en Punta Arenas, creo sin dudar que es la mejor ciudad para componer”.

¿Cómo ven la escena musical en Magallanes, considerando que la década del 2000 la región fue catalogada como uno de los más importantes semilleros del rock a nivel nacional?

G: “Es genial, porque nosotros fuimos parte de ese semillero, aprendimos muchas cosas de bandas amigas. Aún guardo, y sé que también Danilo, los mejores recuerdos de distintos grupos con los que compartimos escenario, bandas insignes de la ciudad como Rotweiller, Camino de Tierra, Akemaropa, Frozen, por citar algunas. A mí me parece que en Magallanes la escena siempre ha mantenido un carácter intermitente, a veces sube, a veces baja, creo que es porque los espacios no siempre están disponibles”.

¿Tienen algún referente musical magallánico ustedes como músicos?

G: “En lo personal me gusta mucho el trabajo de Derek Biskupovic, me parece un tipo muy intelectual musicalmente y también Christian Vera, tuve la oportunidad de trabajar con él y sin duda es alguien muy sabio del que aprendí mucho”.

D: “Son varios, pero los que me motivaron a seguir profesionalmente el camino de la música desde que era un lolo (ríe) son Claudio Espíndola, Mario Cáceres, Chris Vera y mi profesor Luis Santana”.

Para saber más de este dúo pueden seguirlos en Facebook, Twitter, Youtube y soundcloud. Además pueden descargar su música gratis a través de Portaldisc.

Print Friendly, PDF & Email